Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. Biblioteca Ala Décima: Arístides Valdés Guillermo. Página Facebook: Alejandro González Bermúdez. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

viernes, agosto 31, 2007

Desde Guáimaro


El libro de fiesta
este verano

Los guaimarenses nos anuncian su cierre veraniego para hoy y mañana, con notable presencia de la escritura en décimas

Los meses de julio y agosto en Cuba han contado con un amplio programa de actividades vacacionales, en las cuales el libro y la literatura han tenido un amplio espacio. En comentario publicado en Cubaliteraria, portal de la literatura cubana, Osmany Oduardo y Ruth Lelyen han valorado con indudable acierto:

“La idea de que el libro fuera el centro del verano en nuestro país fue una gran idea. La respuesta del público fue rotunda y remite a varios análisis, el más importante, que la cantidad de libros vendidos da fe de que la Feria del Libro no es el único espacio donde los lectores demuestran su sed de lectura. Entonces, si cuando se sacan los libros a la calle la gente los compra con la misma avidez con que los compran en las Ferias, pues habrá que repensar en cómo atraer a estos lectores a las librerías, puesto que esos libros que se pusieron a la venta existen en esos espacios. Se impone una reflexión al respecto. Y se impone que, en lo adelante, haya más espacios para los libros, los lectores y los escritores”.

En concordancia con esa línea de pensamiento, ya la gran mayoría de los programas relacionados con el libro en todos los municipios del país, dentro del amplio plan de actividades vacacionales desplegado durante julio y agosto, movilizaron la voluntad de escritores e instituciones, con el fin de llevar la literatura a espacios de afluencia masiva.

Un ejemplo de ello nos llega desde el municipio de Guáimaro, Camagüey, territorio que cuenta con un fuerte movimiento literario, con presencia notable de la escritura en décimas. Ellos nos anuncian para hoy, viernes 31 de agosto, y mañana, sábado primero de septiembre, una rica agenda de encuentros de autores con los trabajadores de colectivos laborales como el centro de escogida de tabaco Ernesto Che Guevara, el hogar materno y el taller de confecciones Ana Betancourt, espacios teóricos y lecturas en instituciones culturales como la Casa de Cultura Luz Palomares, así como citas literarias y espectáculos artístico-literarios en lugares públicos como el Parque Constitución.

Todos ellos contarán con la activa presencia de escritores, muchos de ellos con premios nacionales e internacionales, como Odalys Leyva y Diusmel Machado (en la foto), Míriam Estrada, Jorge Luis Arias Reina, Desiderio Borroto, Roberto Ramírez, Roberto y Randoll Machado, entre otros. Según el programa que nos envían, la poesía en estrofas de diez versos tendrá en el programa un espacio considerable.

jueves, agosto 30, 2007



Carta urgente
a la amada de viaje


Ven pronto. Apura a la vida.
Al día y la noche apura.

Di que a su cabalgadura
el tiempo suelte la brida.


(Todo bien: Lecho y comida
tiene mi cuerpo a su agrado).

Pero es que tengo extraviado
mi corazón: De seguro

te lo llevaste en tu apuro

Te espera

tu enamorado.


Pedro Péglez González
(De la antología Poetas del mediodía, Editorial Sanlope, 1995)

miércoles, agosto 29, 2007







La Razón
del labio

de Yuslenis Molina

Uno de los más reciente poemarios publicados por la Editorial Sanlope, de Las Tunas, es Razón del labio, de la poetisa Yuslenis Molina (nacida en esa provincia en 1980), especialista de Literatura en la Casa de la Cultura Tomasa Varona de su ciudad natal, quien, además, anda por otros rumbos en la esfera del arte: Para alegría de los niños, ha creado una payasita que hace el deleite de los infantes en espectáculos teatrales para ese público.

Caso singular el de esta poetisa tunera, quien ha logrado una extraña circularidad de premios, pues en la versión del 2006 del concurso nacional Ala Décima, había obtenido el galardón que el Grupo Décima al filo, de Guáimaro, Camagüey, otorga en el certamen, y en el 2007, en invertida secuencia, obtuvo el que la agrupación de la capital del país patrocina en el de Guáimaro.

Razón del labio es su ópera prima, y fue presentado en la reciente Jornada Cucalambeana. De ese volumen son estas décimas.


SENTENCIA DE
LA BURLA

La burla crece en silencio.
Salta esa voz que lo nombra.
Abatido el cuerpo escombra
la burla va y no presencio
cuando se calla. Sentencio
al nauseabundo que cruza
por mis huesos y rehúsa

a combatir tras el borde
de mi piel. Quizás no aborde
la ciudad que muere. Cruza
la maldición. Ay, ciudad
es una burla ante Dios.
Mañana espero que nos
redima la tempestad.
Quiero irme sin piedad
a otro mundo que no tenga
el sol dañado y me obtenga
como fruto de su suelo.
Ansío morir, no velo
la carne triste que venga
buscando cruel la utopía.
Estoy siguiendo el camino
que me dejó el peregrino
huyendo en su travesía.
Quiero escaparme ese día

cuando dañe el universo,
y con el fin de reverso
cruzando por el oleaje.
Hoy la burla viste un traje

y me roza sin esfuerzo
las telarañas, mis venas
donde tejí desafíos.
Y qué hago con los hastíos
si envuelven lo que envenenas.
En sumergidas escenas
metaforizo un adiós.
Y qué me importa si dos
manzanas van a seguirme.

La sentencia quiere hundirme
ante los ojos de Dios.


Vea información sobre otros libros publicados por la Editorial Sanlope en su sitio web.

martes, agosto 28, 2007


Poesía para niños

Hoy la luna tiene
un trozo negro


La luna, mondo quinqué
sobre el horcón de la noche.
En su cara, oscuro broche.

¿Quién me responde por qué?
¿Un pedazo se le fue
persiguiendo la alborada?
¿Eclipse? Pues de eso nada.
Hoy la luna es faro roto
que recibió de un remoto
asteroide la pedrada.

Pedro Péglez González


Interesante información sobre el eclipse de luna de hoy, en el blog cubano de Zenia Regalado

lunes, agosto 27, 2007





Cabalgan junto
al Quijote décimas
de Osvaldo Padrón

Como muchas otras obras maestras de la literatura universal, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, ha sido tomado por diversos autores como punto de partida para nuevas propuestas en que se recontextualiza su fascinante universo.

Ese es el caso de Sobre el lomo de los siglos (Editorial Sanlope, 2007), donde su autor, Osvaldo de la Caridad Padrón (Marianao, Ciudad de La Habana, 1955), trae a nuestros tiempos a la memorable pareja del Quijote y su escudero Sancho Panza, traslación temporal que genera simpáticas incidencias. Osvaldo, poeta, narrador y profesor de Literatura, trabaja en la capitalina Editorial Extramuros y es miembro del Grupo Ala Décima. Del libro recién publicado, ofrecemos un fragmento de su segundo capítulo en versos.


CAPÍTULO II


Que trata de las primeras aventuras del Caballero de
la Triste Figura y su rechoncho escudero después de que se descubriera la teoría de la relatividad.


¿Cruzan en sendos Pegasos

Ícaro y Dédalo? No:
el velo del Cielo abrió
sus comunicantes vasos;
Cronos trastocó sus pasos
porque ayer en hoy hiberne
y como a nadie concierne
tan rara trasmigración,
más bien parece ficción
de Wells, de Borges, de Verne.

Caen a un tiempo en todas partes
como el éter se esparrama,
cuerpos de azogue en la llama,
torbellinos de Descartes,

erupcionan en las artes
donde emergen monumentos,
escudriñan cuatro vientos;
hurgan, con ojo certero,
en jardín o estercolero,
gentes y acontecimientos.

"Ven, Sancho, a hacer cala y cata
entre tanto desatino.
Quiero ver si ese molino
no es un hombre de hojalata.
Hoy llevan cuello y corbata
los batracios, los quelonios...,
los dorios parecen jonios...
¡Ay, mi querido soldado,
al mundo han enrevesado

unos feroces demonios!

Mira qué locura, Sancho...,
¡raros carros!, ¡qué hormigueo!

¡Extraños pájaros veo!
¡Qué diablos en zafarrancho!
Hoy todos viven del gancho,
todo lo toman express.
No pueden leernos, ¿no ves
que ya ni leen a Facundo?
Llevamos sólo un segundo
y nos corroe el estrés (…)"

domingo, agosto 26, 2007




Décimas espontáneas

en excursión a Viñales

De seguro todos estaremos de acuerdo en que no es común llegar a un establecimiento público y que lo reciban a uno con una estrofa poética. Un curioso y simpático incidente, con participación de décimas espontáneas por parte de un sencillo trabajador, narra hoy el blog de la colega Zenia Regalado, de Pinar del Río, al relatar una familiar excursión a la base de campismo Dos hermanas, en el municipio pinareño de Viñales, en lo que ella calificó como un concilio adolescente entre ella, su hija Glenda, estudiante de preuniversitario, y varias amigas de esta última. Esta juvenil crónica ofrece además links a sitios digitales donde pueden admirarse las bellezas naturales de esa seductora región de Vueltabajo. Lo recomedamos mediante el siguiente enlace:

http://imaginados.blogia.com/




La poesía de Odalys
y sus Césares
¿perdidos o ganados?

Foto: Tamara Gispert

En el año 2004, ganó el primer premio en el IV concurso nacional Ala Décima la poetisa, narradora e investigadora Odalys Leyva Rosabal, nacida en Jobabo, Las Tunas, en 1969, y radicada desde niña en Guáimaro, Camagüey. Su cuaderno ganador ella lo tituló Los Césares perdidos, pero en el prólogo del cuaderno que fue publicado posteriormente, Luis Hernández Serrano, presidente del jurado, afirmó que eran más bien Césares ganados. ¿Será lo uno o lo otro? Vea completo ese poemario, vencedor del Ala Décima 2004, en nuestra sección PREMIOSALA. Aquí les va una décima de adelanto:


Esta es mi voluntad mi certidumbre
Proclamo a Egipto mi pasión y gloria
y no puede fallar en la memoria
el trono en que se asienta la costumbre

Cleopatra ha de regir la muchedumbre
y el hermano también Es el trofeo
mejor si compartido Sólo creo
que no acude a la sangre la certeza
Será duro que reine la tristeza
como desquite a mi mayor deseo.

Para comunicar con la autora vía email: mguaimaro@pprincipe.cult.cu

sábado, agosto 25, 2007





Oneida, fundadora
de un grupo de poetas
que cumple diez años

Foto: Tamara Gispert

Luisa Oneida Landín Ramos nació en Jibacoa, La Habana, el 25 de agosto de 1951. En septiembre de 1997 estuvo entre los fundadores del Grupo de creación poética de la Fundación Nicolás Guillén, agrupación que, por tanto, cumple dentro de un mes su primera década de vida, y que sigue reuniendo a escritores jóvenes y no tan jóvenes, cada jueves en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en tertulias conducidas por la poetisa Aries Morales.

Graduada en el 2004 de la primera promoción del Curso-taller Historia y práctica de la creación poética, impartido por Roberto Manzano y Jesús David Curbelo, Luisa Oneida comparte sus responsabilidades como especialista en el Ministerio del Azúcar con su obra literaria y su quehacer como infatigable promotora cultural. Junto al poeta y trovador Julio Alberto Cumberbatch, conduce cada mes la tertulia Lira y Verso en la librería Ateneo Cervantes, en La Habana Vieja. Bajo su firma han visto la luz los libros Poemas (Editorial La tinta del alcatraz, México, 2000); La Habana tiene más de un jueves (Editorial Extramuros, 2005) y Marcas de agua (Editorial El Mar y la Montaña, 2006).

En el 2003 mereció una primera mención en el concurso nacional Ala Décima, para iniciar así una sostenida cadena de participaciones y resultados en nuestra cita literaria: en sus siguientes ediciones (2004, 2005 y 2006) otros cuadernos suyos alcanzaron, respectivamente, el premio especial de tema comunitario, el premio especial Décimas para el amor, y el segundo premio del certamen. En la edición del 2007, cuya premiación se efectuó en marzo, Oneida obtuvo el primer premio, con un cuaderno que da continuidad a un doloroso tema que venía ya abordando en su poesía: la pérdida física de su hija en un accidente. Ese dolor preside sin duda su poemario Muchacha que baila sobre mis papeles, publicado este año por Amarillo Editores, de Ciudad México —con edición de la poetisa Mónica Soto Icaza—, y en el cual se incluye este poema en décimas.

Hace tres meses, Oneida ingresó al Grupo Ala Décima.


MUCHACHA QUE BAILA SOBRE MIS PAPELES

(Fragmento)

y en tu delgadez cantada toco, hija mía,
un pan sin
corteza, una masa tibia de inocencia y ternura.
Roberto Manzano

ella emerge en su diatriba prisionera de la sed
ella rompe la pared del silencio que derriba.
ella tiene quien le escriba sus canciones en el viento
sabe volver en el lento regreso de la palabra
mientras en la noche labra su infinito pensamiento.

(…)

baila niña en mis papeles en un pacto con lo ignoto
baila en el sonido roto del dolor y los cinceles.
baila niña en mis papeles para esta furia callada
guarda esta nota estrujada (desvalida entre mi puño)
que habita como el rasguño insondable de la espada.

de puntillas hacia el cielo danzas la última pieza.
qué lluvia. qué nota es esa tan musical en tu pelo.
baila niña en mi desvelo como gaviota de prisa.
lo inmenso se minimiza (todo se reduce a nada)
mientras tú sigues en cada movimiento de la brisa.


Para comunicar con la autora vía email: oneida@ocentral.minaz.cu

viernes, agosto 24, 2007





Alexis
le escribe
a Borges

Desde el pasado año, el poeta, narrador e investigador Alexis Díaz Pimienta (Ciudad de La Habana, 1966) mantiene la animada sección Epístolas espinelas, en la revista cultural La jiribilla, en soporte digital. De esa sección de misivas rimadas en estrofas de diez versos, invitamos a leer su Carta a Borges, en la cual Alexis le envía al gran poeta argentino este poema.


Borges regresa a La Alhambra
después de cien años ciego.

Huele incienso. Escucha el riego
de las fuentes. Una zambra
los tímpanos le acalambra,
le taconea en el pecho.
Extiende el brazo derecho
en distintas direcciones:

Al Patio de los Leones,
al Generalife, al techo...
Borges le explica a María
Kodama cómo Boabdil

le traducía al Genil
los dísticos que decía
Wallada, o le componía
él mismo zéjeles tristes.
El agua recita chistes
verdes que Borges no entiende
(llora como un viejo duende
que han desheredado). ¿Insistes
en que el tiempo es circular?
Borges no contesta. Canta
una milonga y levanta
el mentón. Siente piar
en árabe (debe andar
desorientado un gorrión).

Borges levanta el bastón,
frunce el ceño y abre un ojo
más que el otro. ¿Ciego? ¿Cojo?
¿torpe por imitación?
María le da la mano
como una madre soltera.
Borges insiste en la esfera

de Pascal, en el arcano
Aleph, en el ser humano
como representación
y angustia. Baja el bastón

y evoca nuevos difuntos.
Borges es todos los puntos
de su propia creación.

jueves, agosto 23, 2007








Un decimista

estadounidense
improvisa cantando
con sus hijas



Por Pedro Péglez González
Publicado en Trabajadores

Hace más de una década que el estadounidense Philip Pasmanick, maestro de profesión, radicado en San Francisco, California, estableció lazos de amor con la poesía en estrofas de diez versos, en especial en su vertiente oral improvisada, y se dio a la tarea de investigar el empleo de la décima en la rumba.

Por ese camino, devino él mismo, además de un estudioso con varios trabajos teóricos realizados, un artista de la modalidad, para lo cual se hizo acompañar de dos bidones de plástico que él quiso fueran su acompañamiento musical, y con el tiempo se ha convertido en figura ya conocida en festivales internacionales de poesía oral improvisada.

Encuentros de este tipo, como se sabe, han tenido en los países de habla hispana, en los últimos años, una notable expansión, a partir del tradicional cultivo entre los pueblos hispanoparlantes de la décima y el verso improvisados, paralelamente a la vertiente de la décima escrita. Ha sido un fenómeno espontáneo con origen en las raíces —y por lo mismo comprensible y necesario—, bien distinto del carácter de resultado de una política cultural patriotera y populista por parte de Cuba, con más ribetes políticos que culturales, como lo están queriendo hacer aparecer, con insistencia, ciertas voces desde ciertos espacios digitales. Insistencia que, por cierto, no procede de la ignorancia, lo cual la hace más lamentable —la estulticia puede perdonarse— sino de un afán enfermizo por tergiversar las verdades de nuestro hoy y ahora culturales.

Pero volvamos a Pasmanick, que es el interés de estas líneas. Como antes dije, su propuesta artística se mueve en los registros de la poesía oral improvisada —conocida en Cuba como repentismo y con otras denominaciones en las restantes regiones de Iberoamérica—, con su consiguiente condición de arte de la inmediatez que la emparenta con manifestaciones de improvisación en otras disciplinas como las artes plásticas y la música, y alejada de las coordenadas de introspección y de necesaria complicidad íntima lector-texto que parece presidir en la contemporaneidad la poesía escrita, incluyendo la concebida en décimas.

Lo peculiar en el caso de Pasmanick ha sido su inclinación repentista por los rumbos, no de la música de origen rural, sino por los del complejo musical de la rumba, más bien localizado en entornos citadinos. El suyo es, por tanto, un repentismo del cual no tenemos noticias que haya otro cultivador. De sus investigaciones y realizaciones en este campo da testimonio su sitio personal digital Deciman, con presentación bilingüe, que con fino sentido del humor Pasmanick presenta con esta décima:

¡Oh farándula trovera,/ repentistas sin igual!/ Les saludo a cada cual/ con mi tonada rumbera./ Bienvenidos a mi esfera./ Mi blog extraordinario/ es interdisciplinario:/ texto, imagen, y sonido./ De mi parte sólo pido/ un rimado comentario.

Pasmanick y sus hijas en una de sus presentaciones.

Las presentaciones de Pasmanick en los escenarios de la modalidad en varios países ha crecido en protagonistas en los últimos años: Se le han incorporado en la versificación rumbera sus hijas adolescentes, Natalia y Noemí, que se han revelado como contrincantes de ley en la controversia. La primera de ellas lo acompañó recientemente al festival de Villanueva, en España, y sostuvieron allí, a su decir, una “controversia paternofilial en guaguancó”, que puede verse íntegramente, por Internet, mediante el siguiente enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=xN48jRVdzbw

De esa larga controversia, que Pasmanick nos envió, transcribimos dos estrofas, en las que padre e hija debaten sobre el llevado y traído tema de la validez del hip-hop. Y téngase en cuenta que ambos estaban cantando décimas en una lengua que no es la suya materna. Después de un largo careo, como para zanjar la discusión, dice él:

Bueno, de eso nada sé./ Y no creo que me incumba:/ solo manejo la rumba,/ son montuno y el bembé./ Mas la razón te daré:/ Todo eso a mí me alegra/ siempre y cuando se le integra/ ritmo, verbo y melodía/ al unir la poesía/ con la gran música negra.

Y ella riposta:

Yo también te doy razón/ y yo sé que es la verdad:/ hay mucha mediocridad/ en el rap y el reguetón./ Pero estos estilos son/ también un gran semillero/ donde el moderno trovero/ de la poesía oral/ nos enriquece el caudal/ con un verso bien certero.

Por cierto, el mensaje en que Pasmanick nos envió esta controversia, él lo finaliza con una muestra de su sentido del humor. Sabedor de que nuestros detractores se han indignado porque Alexis Díaz Pimienta haya hecho una versión del Quijote en décimas e infieren que, por ese camino, llevará algún día el Popol Vuh a estas estrofas, Pasmanick se despide:

“Ahora tienes que disculparme, tengo el Popul Vuh en sonetos, he hecho casi la mitad, quiero terminar antes de mediodía y ganarle la partida a Alexis”.


Para comunicar con Pasmanick vía email : rumberomenor@comcast.net

miércoles, agosto 22, 2007


¿Busca convocatorias
vigentes de concursos?

En nuestra sección DECIMACONVOCA puede encontrar las siguientes:

- XIV concurso Hermanos Loynaz, Pinar del Río (cierre: 1ro. de noviembre)
- VIII concurso nacional Ala Décima (cierre: 1ro. de diciembre)
- Concurso de décima Francisco Pereira (cierre: 31 diciembre)
- Concurso internacional de la revista Carta Lírica (cierre: 30 septiembre)
- Concurso Alcorta, de Pinar del Río (cierre: 31 octubre)
- Concurso Félix Pita Rodríguez, La Habana (cierre: 30 septiembre).
- Concurso Décima y tradición, Las Tunas (cierre: 31 octubre).


Gracias por visitar CUBA ALA DÉCIMA. Esperamos sus opiniones. Muchas gracias


martes, agosto 21, 2007


A México, que sufre

el huracán Dean


Nuestro mensaje de cariño en versos

El huracán Dean azota el territorio mexicano, al cual arribó con su carga destructiva por la península de Yucatán. (Más informaciones y valoraciones en el blog cubano Imaginados). Hasta su pueblo, sus poetas, y en particular nuestros amigos y colaboradores de esta página, amantes de la poesía en décimas, vaya este mensaje de cariño y apoyo. Son versos escritos, en agosto del 2000, en la Plaza del Zócalo.


MÉXICO LINDO Y QUERIDO

náceme en esa mujer
que me condena a tejer
en El Zócalo este ruido

de palomas
Su vestido
su encaje a trasluz huipil
fugaz que escurre su abril

por la plaza tan agosto
y yo que me quedo angosto
en mi estuche de reptil

Desángrame todo añil
por si esa mujer se vuelve

Exorcízame y absuelve
esta sed de aguamanil

Perdona este cruento atril
México lindo y querido

En torno al águila anido
mi beatitud de serpiente
y si nazco de repente
que digan que estoy dormido


Pedro Péglez González


A México, nuestro mensaje solidario

Recién celebrado encuentro
de decimistas mexicanos

México, ese entrañable país hermano, se encuentra seriamente amenazado por el huracán Dean, que con categoría cinco debe tocar su territorio en las próximas horas por la península de Yucatán. Hasta su pueblo, y en particular hasta sus poetas, llegue nuestro mensaje de solidaridad en este momento de peligro por las inclemencias meteorológicas.

Varias regiones de México cuentan con una notable tradición de cultivo de la décima oral improvisada. Sobre un encuentro de sus poetas amantes de la estrofa de diez versos, realizado ayer en la capital mexicana, acabamos de recibir este reporte del poeta cubano Alberto Peraza Ceballos:


Ayer 19 de agosto se celebró en el Museo Nacional de Artes Populares, en el centro cultural de Coyoacán, en el Distrito Federal, el segundo Festival de Decimeros y Jaraneros "Guillermo Cházaro Lagos", al que asistió un nutrido público. Se presentaron grupos de son jarocho, de la región sotaventina y otros de la capital y regiones aledañas, lo que demuestra que aumenta aquí la vitalidad de la décima.

Este tipo de eventos no se había realizado antes en el Distrito Federal, ya que los puntos donde más se ha cultivado la décima es en la región sotaventina, en Veracruz, la tierra caliente de Michoacán, San Luis Potosí y Aguascalientes, entre otras.

La cita de ayer contó con la necesaria presencia de un amigo de Cuba, y especialmente de nuestro querido Indio Naborí, Guillermo Cházaro Lagos, quien es miembro del Comité Iberoamericano de la Décima y es la figura más representativa de la décima en México, fiel seguidor del veracruzano Salvador Díaz Mirón. Cházaro Lagos estuvo acompañado de su familia y de representantes del Instituto Veracruzano de la Cultura, así como del gobierno del estado. Se le entregó un reconocimiento por su labor y también al Negro Ojeda, quien ha cantado las décimas escritas por Don Guillermo.

Actuaron decimeros y jaraneros que cantaron a la vida y la esperanza del hombre, y se expresó nuestro empeño de seguir desarrollando la décima en el país. Guillermo Cházaro Lagos recibirá en el mes de noviembre un importante reconocimiento por parte del gobierno de México. El escritor cubano Alberto Peraza Ceballos dedicó algunas de sus décimas a Don Guillermo y a los populares artistas participantes, y destacó que este tipo de encuentros fortalece el alma de los poetas, como sucede también en la finca Martha Elena, en Veracruz, donde Nicolás García Flores invita cada año a decimeros y jaraneros a encontrarse y cantarle a la vida.

lunes, agosto 20, 2007

A propósito del huracán Dean

Alegatos co
ntra el viento

Del libro Cántaro inverso (Premio Iberoamericano Cucalambé 2004;
Editorial Sanlope, 2005), de Pedro Péglez González


ALEGATOS CONTRA EL VIENTO (III)

…he visto el aquilón de los pesares
las flores de mi alma destrozar!

Nieves Xenes


Este es el lirio, oh dadores de la equidad. Ved su queja más lírica tras la reja del aquilón. Ved, señores, cómo acusan sus rumores la mística sucesión de lilas por el balcón del lírico labio. Y luego, después del rayo y del fuego, cómo del viento la unción las lleva a alguna estación de naufragios. Trunca cena: Pan inútil. Luna llena que va escanciándose con cada numen. (Oh aquilón, ¿para qué extingues el cirio con que encendiste el delirio? ¿Por qué si la lila acreces, más tarde la desvaneces?) Oh lírica sal del lirio que acusa —azul litargirio— esa plata que no es más que otro espejismo. Ah el compás de la oropéndola, el virio, cuando cuelga el nido al lirio y el aire se lo destiende. Ah el viento que el agua vende como lírico consuelo y tiñe de ausencia el cielo. Ah el viento que al agua ofende.

domingo, agosto 19, 2007




Dos poemas
sobre Guaracabulla

Durante los preparativos del encuentro de lectores de su sección La tecla ocurrente en el central poblado cubano de Guaracabulla, donde se produciría, rodeado de amigos, su triste deceso, nuestro inolvidable hermano, el brillante periodista Guillermo Cabrera Álvarez (foto superior derecha), hizo una petición poética a Luis Hernández Serrano (foto a la izquierda), su antiguo colega de Juventud Rebelde —y miembro fundador de nuestro Grupo Ala Décima— y le dio el pie forzado para unas décimas a Guaracabulla y de homenaje a Raúl Ferrer (foto inferior derecha), siempre recordado pedagogo cubano, maestro de escuela y poeta amante de la décima, amigo entrañable de grandes de la estrofa de diez versos de entre siglos, como el Indio Naborí y Adolfo Martí Fuentes. Un amplio reportaje de Luis sobre este suceso, que incluye sus décimas y el poema de Raúl Ferrer a Guaracabulla, aparece hoy en nuestra sección DECIMACONTEXTO. Otros detalles sobre aquel encuentro de lectores, en reportaje del propio Luis, titulado La muerte ocurrente de Guillermo Cabrera, publicado en Juventud Rebelde.


OTROS MATERIALES QUE PUEDE ENCONTRAR EN DECIMACONTEXTO:

- ENTREVISTA A RONEL GONZÁLEZ, sobre su libro Atormentado de sentido, por Remigio Ricardo Pavón.

- DIATRIBA CONTRA LA DÉCIMA, comentario de José Luis Serrano en respuesta a La Habana Elegante.

- LA DÉCIMA ESCRITA EN VILLA CLARA, ensayo de Mariana Pérez Pérez sobre la poesía concebida en estrofas de diez versos en esa provincia.

- EL SENTIDO DE ATORMENTARSE, prólogo de Roberto Manzano al decimario Atormentado de sentido (Premio Iberoamericano Cucalambé 2006; Editorial Sanlope, 2007), de Ronel González.

- LOS PRIMEROS POEMAS A FIDEL FUERON ESCRITOS EN DÉCIMAS, entrevista de Luis Hernández Serrano a Juan Carlos García Guridi, sobre los poemas de Carilda Oliver y Francisco Riverón a Fidel.

- RESPUESTA DE RONEL GONZÁLEZ A DELFÍN DADOR, respuesta en versos de Ronel González a comentario publicado en La Habana Elegante.

- TRES PROMOCIONES ALREDEDOR DEL PUNTO, ensayo de Waldo González López, de su libro La décima dice más, Editorial El Mar y la Montaña, Guantánamo, 2005.

- LA OTRA GUERRA DE CARLOS ESQUIVEL, comentario de Pedro Péglez González sobre el decimario Toque de queda, de Carlos Esquivel, Premio Iberoamericano Cucalambé 2005, publicado en 2006 por la Editorial Sanlope, de Las Tunas.

- QUIERO A LA SOMBRA DE UN TECHO… comentario de Pedro Péglez González sobre el libro Techo infinito, de Pedro Juan Medina, Premio Décima Joven de Cuba 2005, publicado en 2006 por la Editorial Sanlope.

- LA ANUNCIADORA HILACHA DE MANZANO, comentario de Pedro Péglez González sobre el decimario La hilacha, de Roberto Manzano, publicado en 2006 por Ediciones Vigía, de Matanzas.

- MANZANO Y LA TIERRA DE LA POESÍA, comentario de Pedro Péglez González sobre el decimario El racimo y la estrella, de Roberto Manzano, publicado en 2002 por Ediciones Unión.

- DONDE SOY OTRO Y EL MISMO, comentario de Waldo González López sobre el decimario Temor del que contempla, de Abel González Melo, Premio Calendario 2002 y publicado en 2004 por la Editora Abril.

- LA DÉCIMA ESCRITA: PROLIFERACIÓN DEL HACER Y ESCUALIDEZ DE LA PROMOCIÓN, entrevista con el poeta Roberto Manzano, por Carlos Chacón.

- EL DRAMA DEL ICEBERG. LOS PREMIOS CUCALAMBÉ EN LA RUTA DE LOS 90, libro de Pedro Péglez González publicado por la Editorial Sanlope en el 2006, en el cual se valoran aspectos de la actual décima escrita en Cuba y se comentan los decimarios ganadores del Premio Cucalambé en el decenio 1995-2005.

sábado, agosto 18, 2007

Desde México



Presentan libro
de Alberto P
eraza

Recientemente se presentó en México el poemario Sobornos clandestinos (y otras utopías), de Alberto Peraza Ceballos (San Juan y Martínez, Pinar del Río, 1961), publicado el pasado año por la pinareña Ediciones Loynaz. Peraza es un poeta que siempre ha tenido para la décima un sitio de privilegio en su obra poética. Entre sus numerosos premios cuenta con el del concurso nacional de glosas Nicolás Guillén, convocado por el Centro Iberoamericano de la Décima en el 2004. De la presentación de Sobornos… en la capital azteca, nos cuenta esta reseña publicada en el periódico La Jornada.


SOBORNOS CLANDESTINOS,
POESÍA QUE CONSTATA LA DIGNIDAD ISLEÑA

Por Ericka Montaño Garfias

El escritor cubano Alberto Peraza Ceballos presentó en México su libro Sobornos clandestinos (y otras utopías), en el contexto de las Jornadas de la Cultura Cubana en la Casa de Cultura Raúl Anguiano, en el parque Huayamilpas, para conmemorar el Día Nacional de la Rebeldía (54 aniversario del asalto al cuartel Moncada).

"Esa rebeldía nosotros la reflejamos en nuestros libros, nuestros abrazos y nuestros corazones", declaró el autor.

Hablar de Sobornos clandestinos (y otras utopías) "implica hablar sobre la literatura cubana, porque así como en México están Carlos Fuentes, Octavio Paz o Jorge Ibargüengoitia, en Cuba tenemos que mencionar a Nicolás Guillén, José Martí, Dulce María Loynaz y otros creadores que han hecho muchas cosas por la literatura cubana, como Alejo Carpentier", señaló el ganador del Premio Nacional de Glosa Nicolás Guillén. Al abundar sobre la literatura de la isla, añadió que también es necesario mencionar a los escritores "que en este momento están realizando una destacada labor", entre los que se encuentran los consagrados y aquellos que se inician en el oficio.

En Cuba los escritores "formamos parte de una escuela en la que estamos en función de la praxis, en función de la vida. Más que presentar el libro, estamos rebelándonos contra las cosas malas que están sucediendo, contra la globalización".

Sobornos clandestinos (y otras utopías) "es la consecuencia de todo lo que ocurre a diario; quiere hablar de las carencias que tenemos los seres humanos, pero también de nuestra realización profesional, de nuestros anhelos y de nuestra convicción de que Cuba es y seguirá siendo, por muchísimo tiempo, un país libre y soberano: un país digno".


Como botón de muestra de
Sobornos clandestinos…, esta décima:


Quién muere y no cree su muerte
"porque la muerte no existe".

El hombre es un canto triste
que se ha inventado la muerte.

Esperanza, para verte
dejé la puerta entreabierta:

naufragio con la cubierta
sin bandera y sin abismo;

Esperanza soy yo mismo
tocando en mi propia puerta.


Para comunicar con el autor vía email:
altomx@hotmail.com

viernes, agosto 17, 2007




Caronte, Diógenes
y el Quijote
en Lorenzo
Suárez Crespo

Autor de profusa obra en versos y narrativa, incluyendo la literatura concebida para niños, Lorenzo Suárez Crespo es una de las voces imprescindibles de la actual poesía escrita en décimas en la provincia de Pinar del Río, en cuyo municipio de Bahía Honda nació, en 1943. Es Licenciado en Literatura y Español, y trabaja como especialista literario en el Centro Provincial del Libro y la Literatura. Cuenta con una amplia trayectoria de trabajo cultural que le valió en 1999 el Premio Nacional de Cultura Comunitaria, numerosos premios literarios y varios libros publicados, entre los cuales tiene un peso considerable la poesía para niños. De su decimario La brújula del viajero son estas décimas.


CARONTE

Sonríe al ver cómo lloran
tantas almas en su barca
y en la altivez el monarca
se burla de los que imploran.
Por el Aqueronte afloran
en reto sus atributos
y en aires irresolutos
mientras sopesa el pecado,
sigue al Infierno aferrado
y no admite sustitutos.


DIÓGENES

No nos queda la escudilla
ni el tonel ni tu cayado,
ni el can que gruñe a tu lado
coleándote la rodilla.
Pero Siracusa brilla
desde que en místico rol
sin perder calma y control
ante Alejandro te erguiste
y a su oferta respondiste:
"Que no me quites el sol".


EL QUIJOTE

Te lo imploro, Caballero,
coge el escudo, la adarga
y vuelve osado a la carga
sin mirar el derrotero.
No hagas caso al escudero,
a su juicio y parecer
que el mundo te ansía ver,
noble hidalgo, a la revancha
pues más acá de La Mancha
queda mucho por hacer.


Visite la página personal de Lorenzo Suárez Crespo en el sitio cultural Pinarte.

miércoles, agosto 15, 2007





Carlos Téllez
y sus paredes

El nombre de Carlos Téllez, poeta de Las Tunas, es ineludible cuando se trata del actual proceso de revitalización de la décima escrita cubana, iniciado a fines de los años 80: Con su poemario en décimas Hambre del piano (Editorial Sanlope, 1992), se incorporó a los que abrieron el camino de ese proceso.

Tiene además en letra impresa Campanadas (poesía para niños), textos suyos han aparecido en diferentes revistas de Las Tunas, Cuba, España, Argentina, México, Uruguay, Venezuela y Estados Unidos, y ha sido incluido en diferentes antologías de poesía en Cuba y otros países.

Carlos trabaja para Tunas Visión, centro de televisión de su provincia, donde ha realizado numerosas entrevistas a intelectuales y también lo ha hecho para la radio, así como en revistas y portales culturales en internet. Es Licenciado de la primera graduación en la especialidad de Dirección de la Facultad de Audiovisuales del Instituto Superior de Arte, filial Holguín, año 1995. Gracias a su colaboración, ofrecemos estas décimas de su autoría.


LAS PAREDES DEL AIRE

Se pueden golpear los muros,
los que nos dan, los que fuimos
inventándonos y dimos
como los aires más puros.
Nadie dice son oscuros
los signos que el tiempo lanza.
La historia jamás alcanza
para nombrar la caída.
Cada golpe una embestida.
Cada vuelta una esperanza.

Hay un diluvio escondido
en esta pared tan parca.
Hay un Dios, hay una marca
por cada cuerpo ofrecido.
Hay una meta de olvido
para jugarnos el ansia.
Hay una copa que escancia
el aire y una moneda
que sobre el cuerpo nos rueda
para comprarnos la infancia.

Cuatro paredes marcadas
y el aire, cuatro paredes
y el oficio de las redes,
y las voces convocadas.
Juego de luces crispadas
el gesto que nadie pudo.
Nadie nombra el sol que dudo
porque ya nadie lo sabe.
Nadie sabe dónde cabe
la marca, y el hombre mudo.

Qué amable el aire, devuelve
en su fantasma colgado
cada silencio prestado
a un ademán que disuelve.
Qué amable el aire, nos vuelve
a los muros que han caído,
nos regala el tiempo-aullido,
nos esconde el cuerpo justo
mientras da golpes el susto
de saberse inadvertido.

Para comunicar con el autor vía email: carlost@tunasvision.icrt.cu



Del libro
Synergos,
de Roberto
Manzano

Roberto Manzano Díaz, poeta esencial, ya muchas veces laureado (especialmente, con el Premio Nicolás Guillén, por su excelente libro Synergos, 2005). Hombre lleno de sencillez humana y de profundo saber, Manzano es autor del Canto a la sabana y del libro Poesía de la tierra (2005). Él supo perseverar en el cultivo de una línea poética poco atendida y hasta subestimada durante muchos años, pero que al cabo del tiempo se ha visto cuánto de valor ha añadido entre creadores tan diferentes como Dulcila Cañizares, Waldo Leyva, Renael González, Waldo González, Ibrahim Doblado, Esbértido Rosendi, Marino Wilson Jay, Carlos Crespo, Efraín Morciego, Alex Pausides, Jesús David Curbelo, Edel Morales, Alexis Díaz Pimienta, Alberto Sicilia, Ronel González, José Manuel Espino, entre muchos otros, sumando también a los más notables decimistas populares del país (…) (Texto completo de este comentario del Doctor en Ciencias Filológicas Virgilio López Lemus en Granma digital).

De su libro Synergos, este poema en décimas heterodoxas, facturadas con empleo de metros diferentes.


ENTRO, POR LO COMPACTO, RUMBO AL FONDO…

Entro, por lo compacto, rumbo al fondo
y escarbo las raíces;

levanto las matrices
del silencio a la luz de lo redondo;

yo mismo me respondo
desde la gravedad tremenda;

en medio del descenso, y a través de la venda
de lo nocturno veo lo que esconde la lumbre;

miro la reciedumbre
azul de la medalla, el anillo total de la leyenda;

veo venir los muertos
a la reunión inquieta de los vivos;

sus huesos sensitivos
se juntan en anillos ciertos;

en sus ojos abiertos
el sol titila;

algo se hila
en el hondón;

algo que viene desde el corazón
y en la punta del ojo interpela y vigila;

sí, venid, aquí estamos,
aquí estamos, ved nuestros dedos;

mirad nuestras coronas, nuestros miedos,
nuestros orgullos, nuestras espigas, nuestros ramos;

mirad por dónde vamos
para que el porvenir, ay, se nos abra;

mirad cómo el vapor nuestro se labra
de los impulsos encontrados en que nos detenemos;

en una sola mano van los ágiles remos
y en un único labio la nítida palabra;

los muertos se deslizan
tremolando las íntimas banderas;

dentro de sus escuálidas fronteras
sus torres movilizan;

desde allí avisan
con bocinas profundas;

corren, trepidan, suben por las gradas rotundas
llenas de lámparas las finas manos;

los muertos son livianos
y de voces fecundas;

pero los vivos van de dos en dos
marchando en dividida tropa;

entre los vivos arde la lidia como estopa,
cautivos de la espina o heridos de la coz;

los vivos padecemos una escisión atroz
que todo lo fragmenta;

el dolor nos avienta
y la esperanza;

entramos, como lanza,
en la tormenta;

y los muertos son como un peso puro
o una losa que dice su recado;

parecen una espalda que ha llegado,
ya obnubilada, del futuro;

desde su pecho oscuro
mana un perfume neto;

en lo secreto
se les oye la plática encendida;

allí dicen, y ofrecen a la vida
un litoral movido, una sortija de fulgor completo;

los vivos oyen, con oído fino,
el silencio insepulto;

la palabra aparece como un bulto
en el camino;

como un roce divino
se oye la brisa;

es un frío que avisa
con la sintaxis de lo ignoto;

como el sonar de un fuelle roto
que apenas escuchado se organiza;

venid, venid, por finas coincidencias
y por azares largos;

quebrantad los letargos
y las interferencias;

coliguemos los himnos y las ciencias,
los hierros y el pistilo, la espuma y el cristal;

los vivos y los muertos, en la unidad total
de la semilla;

para que brote de la arcilla
el ala de la patria germinal!


Vea en nuestra sección DECIMACONTEXTO los siguientes comentarios sobre libros de Roberto Manzano:

- LA ANUNCIADORA HILACHA DE MANZANO

- MANZANO Y LA TIERRA DE LA POESÍA

 
Blogalaxia Blogalaxia