Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

domingo, noviembre 03, 2013

Luis Marré, poeta siempre


En manos de la posteridad

El Grupo Ala Décima se suma a los tributos al recién fallecido poeta Luis Marré, Premio Nacional de Literatura 2008, con quien, además de una larga trayectoria de relación fraterna, en el 2010 compartimos los trabajos del XIV concurso nacional de poesía Regino Pedroso

 Foto: Kike, La Jiribilla

Tomado de Trabajadores

Con Luis Marré (Guanabacoa, 1929 – La Habana, 2013) pasa lo que con otros poetas poco dados a la exhibición consuetudinaria: el silencio los acompaña en buena parte de su itinerario creativo. Se ha llegado incluso a decir que su obra poética es menor, comparada con la de otros gigantes de la llamada Generación del 50, de la que fue parte activa. Quizás esa determinación de alejarse de los reflectores le costó a Marré su cuota de popularidad. Francamente, no es de los más conocidos de nuestros escritores, a pesar de que recibió en vida los principales homenajes de nuestra república literaria, entre ellos, el Premio Nacional de Literatura, en el 2008. Pero Luis Marré consagró buena parte de su vida a promover la obra de otros, en un ejercicio intenso, no exento de polémicas e incluso de equivocaciones, pero que asumió con un gran sentido de responsabilidad. El poeta ha muerto en La Habana y su producción ya está en las manos de la posteridad. Solo el tiempo —que no siempre es justo— lo ubicará o no entre “los clásicos”. Pero ahora hay que decirlo: Luis Marré fue un excelente poeta. Nunca se propuso dinamitar la extraordinaria tradición lírica cubana, que viene desde los albores de la nacionalidad; pero al mismo tiempo —con delicadeza, sin algarabías— introdujo en su cuerpo poético los aires renovadores de la vanguardia. (La reseña completa, mediante este enlace, en: Trabajadores digital)

En entrevista concedida al sitio de la UNEAC, Marré respondió así a la pregunta sobre sus inicios en la literatura: “Yo hacía décimas, y se las mandaba a Justo Vega (quien un día las cantó). Y al Indio Naborí le gustaron tanto que las elogió en un programa en que participó. Yo defendía la décima llena de tropos, a la manera del Indio, Rubiera o Tacoronte”.

Etiquetas: , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia