Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

domingo, agosto 31, 2014

Henry, Premio nacional de glosas


Por sus Confesiones del siervo
 
Como de costumbre, el Catauro de la décima fue el escenario de la vertiente escrita de la estrofa, durante la edición 47 de la Jornada Cucalambeana. Allí se dieron a conocer, entre otros resultados de certámenes, los del Concurso nacional de glosas Canto alrededor del punto, cuyo lauro principal correspondió al poema Confesiones del siervo, del joven escritor tunero Henry Rodríguez Borjas (1984) quien recibió el galardón de manos de los poetas Nieves Rodríguez y Agustín Serrano (foto de abajo).

Henry pertenece al Taller Literario Guillermo Vidal desde su fundación en el 2006. Ha obtenido varios premios y menciones en Encuentros Debates de Talleres Literarios y en el concurso Tomasa Varona. Ha publicado en folletos con motivo de las Jornadas Cucalambeanas y las jornadas de la poesía Gilberto E. Rodríguez, en el plegable Horas de amor vencidas, nuevos decimistas tuneros (Editorial Sanlope, 2013), en la antología Mundos Paralelos, del Proyecto Encaminarte, y está incluido en la antología Historia de la poesía en Las Tunas, del poeta e investigador Antonio Gutiérrez Rodríguez, actualmente en proceso de edición. Tiene publicado el libro digital La siesta del centauro, por la Editorial Letra Viva (Miami, 2013). Trabaja en la sede tunera de la Agencia de Información Nacional (AIN). (Datos y fotos recibidos de la colega Yelaine Martínez Herrera, poetisa y periodista).



CONFESIONES
DEL SIERVO

Estuve arriba, fui Dios
y Dios me entregó su casa,
su Jardín y aquella masa
de la Creación. La voz…

Vivo arriba atrás barreras
y sueño un sueño imposible.
Ya soy Dios, pero es terrible
ser Dios de todas maneras.

Carlos Esquivel


Primeras confesiones


Estuve arriba, vi todo
el nacimiento del mundo.
Estuve arriba.  Un segundo
después estuve en el lodo
primigenio. De algún modo
me fragmentaron la voz,
y la esparcieron por los
desiertos. Como un badajo
sin campana estoy abajo.
Estuve arriba, fui Dios.    

Nunca tuve, ni siquiera
un puerto para el naufragio.
Mi vida fue solo un plagio
de la muerte. Si lloviera
otra vez, quizás pudiera
suicidarme mientras pasa
el odio como una brasa
sutil. Yo que nunca tuve
silencios, pedí una nube
y Dios me entregó su casa.

Me juraron un Edén,
una masa creadora
de milagros. Impostora
fue la verdad. Pero quién
no se ha mentido también
frente al espejo que traza
el futuro. Como un caza-
dor vive acechando el odio.
Yo nunca vi desde el podio
su Jardín, aquella masa.

Ahora que no tengo escudo
me sorprende la estocada
del tiempo. Nunca hice nada
por defender este mudo
rencor. Cómo fue que pudo
todo aquel silencio atroz
ponerme de rodillas. Hoz
irreverente, te ruego
que me devuelvas el fuego
de la Creación. La voz.


Confesiones finales


Prefiero decir: estoy
en la cima del abismo.
Confesar que soy yo mismo
el que traiciona al que soy.
No quiero decir: será hoy
cuando llegue a las praderas,
y apostarle a mis quimeras
todo el sudor que me trajo
vivo hasta aquí. Sufro abajo.
Vivo arriba otras barreras.

Soñar me fue prohibido
por obra y gracia… No puedo
levantarme y que en el ruedo
me sorprenda el estallido
final. Todo lo vivido
se vuelve nada. Intangible
-como realidad posible-
regresa Dios al pasado.
El futuro me ha olvidado
y sueño un sueño imposible.

Algo soy, lo que me invento
para escapar a la histeria
de saber que soy materia
infinita. El argumento
que se pierde en el intento
de salvarme en lo invisible.
Acaso la predecible
tempestad. Antes que nada
existiera, fui la nada.
Ya soy Dios, pero es terrible.

Yo pude ser diferente.
Quizás un simple recuerdo.
Pero al firmar el acuerdo
con los hombres, hice un puente
de mi reino hasta su mente,
y no puse las fronteras
necesarias. Ahora esperas
que me arrepienta. El futuro
no puede cambiar. Yo juro
ser Dios de todas maneras.



ANTERIORES DE LAS TUNAS:


MÁS SOBRE ESCRITORES DECIMISTAS DE ESTA PROVINCIA:
LAS TUNAS

(Ese mismo enlace lo encontrará en el panel derecho de este sitio, donde aparece archivada abundante información sobre nuestro quehacer, dada la poca visualización que ahora tenemos de las últimas entradas publicadas, por razones técnicas que no dependen de nosotros. Proponemos a nuestros lectores ver allí, bajo el acápite ASOMOS A LA DÉCIMA EN… diversas aproximaciones a los escritores decimistas en las provincias cubanas y otras naciones de Iberoamérica).

Etiquetas: , , , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia