Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

domingo, septiembre 01, 2013

Carta al manco que no quería acordarse


Del libro Cántaro inverso

De ese poemario, ganador del Premio Iberoamericano Cucalambé en el 2004 y publicado por la Editorial Sanlope en 2005, es este poema en décimas escritas en el tradicional metro octosilábico, pero dispuestas en formato de prosa, a la manera de una misiva. En ella el sujeto lírico se dirige a Miguel de Cervantes y Saavedra, una de las máximas figuras de la literatura española y universalmente conocido por haber escrito la novela Don Quijote de la Mancha. El poeta se asume como escudero (¿Sancho Panza?) del gran escritor hispano, como si este fuera el propio Quijote, en una relación en que realidad y ficción se entremezclan. Ello se establece desde el propio título del poema, que alude al mote de el manco de Lepanto, el cual recibió Cervantes tras haberle quedado inútil una mano a resultas de las heridas de arcabuz recibidas durante una batalla naval ocurrida en ese lugar, así como recuerda la famosa frase de la referida novela: “En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme”. Otros pasajes de la vida de Don Miguel son aquí aludidos por el sujeto lírico, como sus encarcelamientos por deudas, uno de ellos, según la tradición oral —aunque no hay constancia documental de ello— en la cueva de Medrano, en Argamasilla de Alba.

CARTA AL MANCO
QUE NO QUERÍA ACORDARSE

Don Miguel:

Para el espejo no hay sitio. Algún tragaluz regurgita un arcabuz que me apunta al entrecejo del ala. ¿Seré el hollejo en una mano longeva de parroquias? La manceba procesión de viejas cruces me besa y lanza de bruces a su Verdad: otra cueva, otra cueva de Medrano. ¿Cómo escapar de esta ancha deuda nuestra? ¿De La Mancha cómo retirar la mano trunca? ¿Lloveré en secano si siempre irrumpe ese estero tan gris?

Yo tampoco quiero recordar a Argamasilla de Alba pero la escotilla sigue ahí.

Fiel,
su escudero






Otras muestras de la obra poética de Péglez en el blog Odiseo en el Erebo y en la antología on line Arte poética. Rostros y versos, ambos coordinados por el poeta salvadoreño André Cruchaga. También en AlasCUBA, en el blog Guatemala en décimas y en el sitio web Mar de las 9 Musas, de la poetisa española María Mercedes Pérez, Mertxy.






EN NUESTRA SECCIÓN CUCALAMBÉ, VEA ÍNTEGRAMENTE ESTOS LIBROS GANADORES DEL PREMIO IBEROAMERICANO CUCALAMBÉ:

(In)vocación por el paria, de Pedro Péglez González (2000).
Examen de fe, de José Luis Serrano (2001).
Otra vez la nave de los locos, de María de las Nieves Morales (2002).
Cántaro inverso, de Pedro Péglez González (2004).
Toque de queda, de Carlos Esquivel (2005).
Atormentado de sentido, de Ronel González (2006).
Bitácora de la tristeza, de Alexander Besú (2007).
Los Césares perdidos, de Odalys Leyva (2008).
Cicatrices de sal, de Irelia Pérez Morales (2009).

Etiquetas: , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia