Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

miércoles, abril 22, 2009

Desde Pinar del Río

Motivos de celebración

En la Casa de la Décima Celestino García, a punto de cumplir un año de creada, y a propósito de la reciente visita a México de una pequeña delegación de la décima cubana

Por Lorenzo Suárez Crespo

Este sábado 18 de abril tuvo variadas motivaciones para elevar los ecos de la malara más allá de las aguas del Guamá. El Grupo Musical Fulgor Campesino abrió las cortinas con Libro Abierto, canción tema interpretado por Pepe Zambrana mientras que Juan Montano y Lorenzo Suárez (en la foto), daban la bienvenida a los paisanos amantes de la estrofa mágica, así como varios invitados de la improvisación.

Las primeras alegrías estuvieron centradas en la donación recientemente traída del hermano pueblo azteca de la Antología de la Décima en México de los siglos XIX y XX y que fuera obsequiada por el poeta e investigador Honorio Rivera Moctezuma. Lorenzo leyó algunos de los textos y agradeció en nombre de la institución y de sus seguidores este nuevo tesoro que enriquece la biblioteca e invita a los lectores a nuevos descubrimientos líricos. Otros textos fueron enviados por el Frente de Afirmación Hispanista de México en la persona de su director Fredo Arias de la Canal.

La actividad tuvo su continuidad con la ronda de los poetas y los temas improvisados fueron muy variados, tanto de carácter lírico como de identidad con el advenimiento de la Jornada Nacional Cubalambeana a celebrarse próximamente en El Cornito, entorno donde lo bucólico embrida con los recuerdos de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo y se convierte en una fiesta del folclor campesino.

Los espacios de las tonadas, el pie forzado, el Piropo Cantado, así como las controversias, incentivaron en el público no solo el amor por la reina de las estrofas, sino la alegría de un nuevo encuentro con su identidad y sentido de pertenencia.

Particular interés motivó el diálogo poético entre Juan Montano y José Lorenzo Delgado al asumir como tema la interrogante ¿Espinel o Juan de Mal Lara? La malara, herencia sonora de lo más auténtico de nuestras tradiciones populares, volvió a mostrar su continuidad y elevación espiritual en una comunidad periférica de la ciudad de Pinar del Río donde uno de sus más altos pilares improvisadores, Celestino García, es recordado como ejemplo de los padres fundadores. A continuación, el diálogo poético entre Juan Montano y José Lorenzo Delgado:


José:

Te propongo, Juan Montano,
Como interesante tema

Dialogar sobre un dilema
Curioso como lejano.
Un Fénix y un Escribano
Merodean el asunto
Y al leerlos me pregunto
Después de la copla real,
Quién con un sello final
Dio a la décima su punto.


Montano:

Acepto, José, tu reto
Si es que los versos coligen,
Pues la décima y su origen

Ya dejan de ser secreto.
A Lope yo lo respeto
Y él afirmó en el Laurel
De Apolo que en Espinel

Tenía su precursor
Y por tanto el creador
de su estructura más fiel.


José:

En romances tan diversos
Algunos siglos atrás
Décimas encontrarás
De igual cantidad de versos.

Son poetas tan dispersos
Como el uso de sus rimas,
Pero si te le aproximas,
Amigo, a cada respuesta

Ninguna estará dispuesta
Como esta en la que te animas.


Montano:

Volviendo a un Fénix, José,
Y también a un Escribano,
Uno actuó como un profano

Y el otro de buena fe.
El tal ingenioso fue
Censor de la Inquisición
Y por esa condición
A Espinel le dio el sufragio
Siendo cómplice del plagio
A Mal Lara sin razón.


José:

Esta acción fue lapidaria
Y antes de Espinel, Montano,
Está de primera mano

La Mística Pasionaria.
Como ves, fue necesaria
La versión más realista
Y tachando de la lista,
Entre ellos al plagiador,

No hay dudas, fue el creador
Mal de Lara, el humanista.


Montano:

Admiro la copla real,
Arquetipo antecesor
Y al arduo investigador
Fredo Arias de la Canal.
Cobró la justicia el dial
Y con Sánchez Escribano
Lo equívoco y lo profano
Cedieron ante la luz
Y sobre el plagio y la cruz

Puso Mal Lara su mano.


José:

En fin, Vicente Espinel
Y también Juan Mal de Lara
Cada uno nos depara

Su luz al verso más fiel.
Los dos brillaron en el
Sol del decimario hispano,
Los dos, culto soberano,
Pero al erigir un busto
Cincelaría, por justo,
A Mal Lara el sevillano.


Montano:

Desde Góngora a Quevedo,
Plácido, el Cucalambé,
La malara, auto de fe,
Ha impuesto su propio credo.


José:

Alcemos en este ruedo
Esa bandera que ondeara
Desde Sevilla hasta Yara,
Que permanece y se expande…


Montano:

Y sea el brindis en grande,
José, por Juan Mal de Lara.


Del decimario La brújula del viajero, de Lorenzo Suárez Crespo, puede ver mediante este enlace el poema ¿Por quién doblan las campanas? También en nuestros archivos, su comentario sobre el decimario Con mi guitarra de invierno, de la doctora Lourdes de la Caridad Gutiérrez Álvarez, publicado por la Editorial Loynaz. Para comunicarse con el autor mediante email: lorenzosuarezc@yahoo.es

Etiquetas: , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia