Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

martes, octubre 20, 2009

Día de la Cultura Cubana

Entregados los premios
del
XIII concurso nacional
de poesía Regino Pedroso

El programa de premiación, como fue anunciado, contó con la tertulia de los premiados, tributos en el cementerio de Colón a Regino Pedroso y a Ramón Seijo, y la ceremonia final de entrega de los galardones

Tras el acto de premiación, celebrado en la Sala Indio Naborí, de la Central de Trabajadores de Cuba. De izquierda a derecha, Ketty Blanco, de Ciudad de La Habana (primer premio); Karel Leyva (jurado); Jesús García Clavijo, de Santiago de Cuba (mención); Lázaro Alfonso Díaz Calá, de Ciudad de La Habana (premio extraordinario Ramón Seijo); Roberto Ávila (ceramista); Ada Isabel Machín, de Ciudad de La Habana (premio Ala Décima); Eliana Dávila (jurado); Alex Pausides (presidente del jurado); Ramón Luis Herrera, de Sancti Spíritus (segundo premio); Joel Jorge Prado, de Granma (mención); e Ivette Lancero, de Villa Clara (premio Consejo Nacional de Casas de Cultura). Por razones de enfermedad, no pudo asistir Déborah García, de Villa Clara (tercer premio).


En busca de lo útil y lo eterno

Por Yimel Díaz Malmierca
Fotos: Yoel Farramola
Tomado de Trabajadores

“Creemos en la bondad del arte como manifestación suprema de la belleza; pero solo comprendemos y justificamos su utilidad y su razón de eternidad, cuando tiende a reflejar e interpretar angustias, ensueños, anhelos e inquietudes de grandes conjuntos humanos”.

Así hablaba el poeta Regino Pedroso (1896-1983) y tal espíritu prevalece aún en el concurso que lleva su nombre y que cada año convocan la Central de Trabajadores de Cuba, el semanario Trabajadores, y el Instituto Cubano del Libro (I.C.L.), en coordinación con el Consejo Nacional de Casas de Cultura y el Grupo Ala Décima.

Los ganadores —anunciados en la edición del pasado 5 de octubre de este periódico y cuyos poemas serán publicados próximamente en estas páginas— recibieron como premios óleos y cerámicas creados para la ocasión por los artistas Miguel Pi y Roberto Ávila, quienes donaron sus obras en sintonía con el altruismo ético que evoca la figura de Regino.

Junto a esas piezas, también llevaron a casa ejemplares de libros de reciente publicación otorgados por el I.C.L., además de un ejemplar de la biblioteca personal del poeta nacido en Unión de Reyes, casado con Petra Ballagas, también fallecida, pero que en sus inicios fue otra de las impulsoras del concurso y desde entonces decidió que este sería el mejor de los destinos que podía darle al vasto patrimonio bibliográfico del autor de La ruta de Bagdad y Salutación fraterna al taller mecánico.

Un momento de la tertulia, donde leyeron sus poemas los premiados.

Esta tradición fue heredada por su hija Juanita y se suma, cada octubre, al siempre apretado programa de premiación que se inicia con la tertulia de poetas donde se reúnen los ganadores y miembros del jurado para aprender unos de otros; sigue con la peregrinación a la tumba de Regino y Petra —al bardo le llevan flores, a su reyoya esposa, aguardiente, tal como deseaba— y concluye con la ceremonia de premiación que este año fue presidida por Salvador Valdés Mesa, secretario general de la CTC.

La edición recién concluida, concedió dos menciones, dos premios especiales, tres premios principales y uno extraordinario dedicado a recordar a Ramón Seijo (1945-2004), quien desde su puesto de subdirector de Trabajadores contribuyó a consolidar el concurso.

La inclusión en la convocatoria de este año del Premio extraordinario de la CTC Ramón Seijo Hernández, sirvió de pretexto para, junto a sus familiares, evocar la figura del inolvidable colega. En su tumba colocaron los premiados una ofrenda floral. En primer plano, las nietas; al fondo, el hijo (Alexis Seijo), junto a amigos y colegas.

Desinteresado fue el gesto del Premio Nacional de Teatro, Héctor Quintero, y del conjunto Yoruba son, proyecto contenido en la Orquesta de Pancho el Bravo, para convertir la ceremonia de premiación en una sencilla, emotiva y cubanísima gala.

El jefe de la redacción cultural del semanario Trabajadores e incansable promotor y organizador del concurso, Jorge Rivas Rodríguez, agradeció durante el acto de premiación a todos los que, contra viento y marea, han contribuido a que el Regino continúe cediendo, cada año, un espacio para los que encuentran en la lírica mucho más que una manera de decir.

En este sentido, durante la ceremonia recibieron reconocimientos la poetisa Nancy Robinson Calvet, quien recibió el Premio de Honor del Concurso Regino Pedroso. También fueron reconocidos por su colaboración con el certamen, Blanca Mora, Carmen Chirino y José Hernández, todos jubilados del semanario Trabajadores.

Desde el lejano 1933, con su libro Nosotros, Regino “legitimó su interés militante y su abierta identificación con la clase obrera”, razón suficiente para que Rivas, junto a los colegas y críticos literarios Omar Perdomo y Fernando Rodríguez Sosa, decidieran crear un concurso que, desde 1996, evoca la estirpe lírica de quien se ha reconocido como el padre de la poesía de tema proletario en Cuba.

Raimundo Navarro, miembro del Secretariado Nacional de la CTC, habló en nombre de las instituciones que convocan el concurso y reconoció que este encuentro “se caracteriza por su solidez, seriedad y prestigio, de lo cual dan fe los cientos de personas de todo el país que se interesan por participar en él”. Exaltó las cualidades humanas, revolucionarias y profesionales de Seijo, quien al fallecer había consagrado 17 años de su activa vida profesional al periódico Trabajadores, donde “se ganó el cariño y el reconocimiento por su carisma, eficiencia, capacidad organizativa y política”.

“Sobre Regino y su poesía —comentó— todavía es necesario profundizar, estudiar más, promover mejor su obra entre las nuevas generaciones, para las que es prácticamente desconocida. Con la realización de este concurso el movimiento sindical contribuye a ese objetivo”.


Imagen inferior: Cada año Regino y Petra reciben el respetuoso homenaje de los ganadores y organizadores del concurso. De izquierda a derecha: Joel Prado, Jorge Rivas, Juanita Pedroso y Pedro Péglez.

Etiquetas: , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia