Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

sábado, marzo 15, 2008

VIII concurso nacional
Ala Décima

Segundo Premio

Del otro lado del tiempo, de Ada Isabel Machín

En el recién concluido VIII concurso nacional Ala Décima, el segundo lugar de los premios principales correspondió al cuaderno Del otro lado del tiempo, de Ada Isabel Machín Álvarez (Ciudad de La Habana, 1961), poetisa y compositora, Licenciada en Información Científico-técnica y Bibliotecología en la Universidad de La Habana —donde trabaja actualmente— y graduada del conservatorio Ignacio Cervantes en la especialidad de piano. Por su obra musical y poética ha merecido diversos reconocimientos. Como escritora, cultiva todos los registros de la poesía pero tiene sitio de privilegio para la concebida en estrofas de diez versos, y la escribe con particular encanto y notables resultados. En el 2005 conquistó el tercer premio en el V concurso nacional Ala Décima, y al año siguiente el primer premio en el concurso nacional Francisco Pereira, en Nueva Paz, La Habana. En el 2006, Ada Isabel alcanzó el primer premio en la modalidad de canción guajira del concurso Todo décima, que convoca anualmente la Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé, de Las Tunas. Otro galardón otorgado por esa institución, el premio Décima fiebre en el III concurso Décima al filo, de Guáimaro, Camagüey, lo mereció Ada con su cuaderno Variaciones en mí menor, en el 2007. Ofrecemos el poema con que cierra su conjunto Del otro lado del tiempo, premiado en el VIII Ala Décima.


SALMO DEL ÁNGEL

Los viejos…son ángeles caídos que sólo
responden al rito de la muerte.
Adolfo Martí Fuentes

Para Gladys

Madre hilvana sin hilo un abalorio:
-menguadas perlas de razón aleve-
las va juntando con aguja breve,
sin horadar, apenas, su envoltorio.
Ah madre, las ventanas, el jolgorio
aquel de luz riéndote en la espalda:
cómo enhebras la herrumbre que te escalda
si el axioma se afirma en ley suprema:
el tiempo en estampida es anatema
que le deshoja el verde a la esmeralda.

Madre se envuelve con un chal de espuma
porque ella misma es aire; se deshila,
plena de antiguos soles, su pupila,
cuando el senil delirio la perfuma.
Pero el Cielo -dador de cuanto suma
el erario total de nuestro andrajo-
al rito llama con feroz badajo
para un sufragio igual, pero distinto.

Un ángel cae a contraluz, extinto.
Luego con Dios se marcha, calle abajo.


Puede comunicarse con la autora, mediante esta dirección email: ada@dict.uh.cu

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia