Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

miércoles, noviembre 04, 2009

Cuando hay una cruz
clavada (V)

A partir de una estrofa del poeta improvisador matancero Jesús (Tuto) García surge este diálogo, coordinado para Cuba Ala Décima por el poeta y músico popular Ramón Espino Valdés. Ofrecemos aquí la quinta parte de ese intercambio. Mediante el siguiente enlace, la anterior entrega. En la imagen, fragmento de la obra pictórica De profundis, de Ervand Kochar, que sirvió de portada al libro (In)vocación por el paria, merecedor del Premio Iberoamericano Cucalambé 2000.


( 21 ) Pob
re de aquel beso tierno
donde lo casto llovía,

vi como la felonía
lo sepultó en el infierno.
Inerme, junto al invierno
de noche es perla angustiada;

hundido en la tumba helada
el tiempo inclina la espuela:
la vida inconsciente vuela
cuando hay una cruz clavada.

María Magdalena Cabrera Zamora
Santiago de Cuba.


( 22 ) Cuando hay una cruz clavada
y el invierno se nos tizna,
la sangre de la llovizna

rueda por una cascada.
La noche su carcajada
relampaguea en la fuga,
y silencia a la maruga
de la vida el llanto viejo,

cuando el ave del espejo
nos picotea en la arruga.

Jesús Álvarez Pedraza
Matanzas, Cuba.


( 23 ) Cuánto dolor me causó

la pérdida de mi esposa,
ella fue como una rosa
que mi vida perfumó.

Mi pensamiento quedó
como un velero sin rada,
pálido en cada alborada
y al recordar la pasión
duele mucho el corazón
”cuando hay una cruz clavada”.

Luis Rodríguez Martínez
Santiago de Cuba.


( 24 ) Uno vive y se alimenta
sabiendo que en el futuro
dormirá detrás de un muro
cuando acabe la tormenta.

Mil cosas experimenta
que se tejen en la almohada.
Al despertar no ve nada,

fue ilusión la triste rima.
Se siente la muerte encima

“cuando hay una cruz clavada”.

Ramón Espino Valdés
Las Tunas, Cuba.


( 25 ) Cuando hay una cruz clavada
en la cornisa de un hombre,
el hombre enciende en su nombre

la tez de la madrugada.
Lo elevan desde la Nada
las músicas de esa cruz.
Y cuando el sol pone sus
pasos al día que absuelve,
sale a hacer bien, lo hace, y vuelve
como de un baño de luz
.

Pedro Péglez González
(con versos finales de José Martí)
La Habana, Cuba.


Para comunicar vía email con Ramón Espino, coordinador de este diálogo, por la dirección ramonev49@yahoo.es o por la dirección revaldes2000@yahoo.es

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia