Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

jueves, marzo 19, 2009

IX concurso nacional
Ala Dé
cima

Segundo Premio

Albedrío,
de Caridad González Sánchez

En el recién concluido IX concurso nacional Ala Décima, el segundo lugar de los premios principales correspondió al cuaderno Albedrío, de Caridad González Sánchez (La Abuela), nacida en Santa Clara en 1945. Técnico medio en Bibliotecología. Ha obtenido premios y menciones en diversos concursos, entre ellos: Ala Décima (La Habana), “Antonio Hernández” (Caibarién) y “Limendoux” (Camajuaní); en el 2003 alcanzó el segundo lugar en el premio nacional de glosas “Alrededor del Punto”, convocado por la Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé, en Las Tunas. Su primer libro, Décimas en D Mayor para violín y piano (Santa Clara: Editorial Capiro, 2002), se presenta como una suite donde se mezclan los sonidos musicales con la duda existencial, con las preguntas que se hace la autora –en la voz del sujeto lírico– acerca del destino, de los anhelos, la virtud, el optimismo... y un sinnúmero de preocupaciones, que pueden ser las propias o las de cualquier persona del planeta Tierra. (Datos tomados del sitio La décima es un árbol).

Su obra Albedrío, segundo lugar en el Ala Décima 2009, puede verla íntegramente mediante este enlace con nuestra sección PREMIOSALA. Adelantamos aquí las estrofas iniciales de ese texto:


ALBEDRÍO


(Fragmento)

La ciudad se ha dormido.
El loco canta.

María de las Nieves Morales


La calle está despierta.
Se entretiene a puro salivazo el aprendiz,
recoge el vino turbio de un desliz y escupe de dolor.
Cuánto no tiene, cuánto le falta si la noche viene
decapitando el rezo en una escoba. Bajo su piel
un grito va y le roba acentos de algún lunes.
Su resabio lo hace profundamente menos sabio
mientras la noche sueña en otra alcoba.

La calle está despierta.
Un aguacero ensarta su espejismo en el papel.
Tras otra lengua el aprendiz infiel
disimula su herrumbre en el ropero.
Sobre un falso designio, lisonjero, el portal lo ensaliva.
Nunca duerme.

Perdonado el tahúr.
Solo lo inerme
empaña la armadura del escriba.
La calle está despierta
nadie iba salmodiando el perdón.
La noche duerme.

Etiquetas: , , , , ,

1 Comentarios:

  • A la/s 2:56 p.m., Blogger Casa de Los Cuentos dijo...

    Hola Pedro
    ¡Hola Cuba!

    Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Preparo entonces un morralito y me voy de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, fabuladores, nuevos amigos, para aprender y compartir.
    Esta semana la estoy dedicando a leer escritoras contadoras de cuentos y me he encontrado cosas maravillosas que deseo compartir. Te invito para que pases por mi Casa, espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí.
    Saludos desde Mérida-Venezuela.

    Jabier.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia