Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

lunes, octubre 20, 2008

Premiación del XII concurso
nacional Regino Pedroso

“Salutación fraterna” al gran poeta

De izquierda a derecha: Edel Morales, primer premio; Ismael González Castañer, miembro del jurado; Yulexis Ciudad, premio del Consejo Nacional de Casas de Cultura; Juanita, hija de Regino; Pedro Mendigutía, tercer premio; Efraín Morciego, premio extraordinario de la CTC; Luis Lexandel Pita, segundo premio; Yasser García Rittoles, el joven creador de la plástica que realizó y donó sus obras para los premiados; y Domingo Alfonso, miembro del jurado. (Foto: José R. Rodríguez Robleda).

Crear un estilo poético que, en tanto deviniera lírica sin precedentes al trabajo, constituyera además denuncia a la explotación y al sufrimiento de los obreros y el pueblo cubanos en los primeros y siguientes años de la llamada República neocolonial, son algunos de los valores más trascendentales en la obra de Regino Pedroso (Unión de Reyes, Matanzas, 1896 - La Habana, 1983).

La relación entre lo metafórico y lo cotidiano, y lo ancestral con el sentido nacionalista —entretejido de lo africano con lo asiático y criollo—, reflejados en la búsqueda de la legitimidad del verso del autor de Salutación fraterna al taller mecánico (publicado en su poemario Nosotros, en 1933), pronto alcanzó un lugar entre la intelectualidad de la vanguardia de los años 30, mientras el convulso proletariado de aquella época igualmente convirtió la poesía de Regino en paradigma perdurable en la memoria cultural de la Isla.

Hace doce años, nuestro colega y jefe de la redacción cultural, Jorge Rivas Rodríguez, propuso a la dirección de Trabajadores organizar un concurso que llevara el nombre de este prominente intelectual, con el auspicio de la CTC Nacional y del Instituto Cubano del Libro. Rápidamente el certamen se convirtió en el de mayor participación popular en el país.

En la recién concluida decimosegunda convocatoria, como en las precedentes, el encuentro permitió la confluencia de más de mil 200 títulos remitidos por unos 350 autores de todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, entre los que se encuentran reconocidas figuras de la literatura cubana, trabajadores de diferentes sectores de la producción y los servicios, jubilados, amas de casa, estudiantes de la enseñanza media y superior, campesinos, cuentapropistas, miembros de las FAR y el MININT.

En la clausura del acto de premiación de este año, efectuado el sábado último con la presencia de Salvador Valdés Mesa, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ermela García, miembro del Secretariado de esa organización, afirmó que los organismos auspiciadores aunaron esfuerzos para que, a pesar de las adversidades motivadas por las trágicas consecuencias del paso de los meteoros Gustav y Ike, este concurso no perdiera la solidez, seriedad y prestigio alcanzados desde su creación.

En tal sentido precisó: “decidimos dedicar espacio dentro del enérgico empeño por la recuperación de la normalidad, para efectuar, como parte del programa por el Día de la Cultura Cubana, este sencillo pero enaltecedor acto de premiación que rememora a una de las figuras más sobresalientes de la lírica social en Cuba”.

El jurado de esta convocatoria estuvo integrado por los prestigiosos intelectuales Roberto Manzano (presidente), Domingo Alfonso e Ismael González Castañer, quienes insistieron en la importancia de este concurso para la promoción de nuestros mejores valores culturales por la elevada calidad de los poemas presentados, lo cual demuestra “la buena salud de la Poesía Cubana”.

Los laureados fueron: Efraín Morciego, Premio Extraordinario Aniversario 50 de la Revolución, por su poema titulado Cuito Cuanavale; Edel Morales, Primer Premio Regino Pedroso, por Cambio de época ¿cambio?; en tanto el segundo y tercer lugares respectivamente correspondieron a Luis Lexandel Pita por Septiembre en los cristales, y a Pedro Mendigutía por su obra Dación de luz. El Premio Especial del Consejo Nacional de Casas de Cultura fue entregado a Yulexis Ciudad por Agregados; y el Premio Especial Ala Décima lo obtuvo Alexander Besú, por Narcisismo.

En el acto de premiación, que también contó con la presencia de otros directivos de la CTC, el Instituto Cubano del Libro, el periódico, Juanita, la “hija mexicana de Regino”, e integrantes del Grupo Ala Décima, fue igualmente homenajeado el periodista, crítico, ensayista y poeta Omar Perdomo Correa, fundador y varias veces jurado de este concurso que, parafraseando al gran poeta, constituye la más admirable “salutación fraterna” de los trabajadores cubanos a Regino Pedroso. (R.C.)

Tomado de la edición digital de Trabajadores

Etiquetas: , , ,

1 Comentarios:

  • A la/s 6:06 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

    ¡Felicidades poeta en el Día de la Cultura Cubana¡, tú que has convertido un blog personal en una cofluencia colectiva de saberes y estilos.
    Un beso y una violeta,
    Zenia

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia