Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

lunes, enero 14, 2008


Irelia Pérez
Morales,
Premio Décima
y Tradición 2007

Lo alcanzó, por segundo año consecutivo,
con su cuaderno
Velas en el tintero

Decididamente, ya Irelia tiene que dejar de repetir que ella es una autora desconocida. De ello dan fe hechos recientes, entre otros: En el 2005 recibió mención en el Premio Abril con su novela corta para niños Miguelín, el andariego andarín, próximo a publicarse por la Editorial Gente Nueva. En el 2006 apareció por la Editorial Mecenas su poemario para niños Donde siempre hay ventanas, alcanzó premios en certámenes internacionales de poesía como el Ábaco y el Palabras Diversas, ambos en Madrid, y mereció el Premio Décima y Tradición —que convoca la Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé— con su decimario Los dados sobre el polvo, recién publicado por la Editorial Sanlope.

El final del 2007 le trajo nuevas buenas: Segundo Premio en el XVIII Certamen Internacional de Poesía “Mujeres Progresistas por la Igualdad”, de Alcorcón-Madrid, y por segundo año consecutivo el Premio Décima y Tradición, esta vez con el cuaderno Velas en el tintero, del cual ofrecemos a los lectores un adelanto.

Irelia Pérez Morales, nacida en Camajuaní, Villa Clara, en 1956, y radicada desde hace años en Cienfuegos, es Licenciada en Historia y Ciencias Sociales, y se desempeñó durante muchos años como profesora en las enseñanzas secundaria y preuniversitaria. De sus Velas…, el poema inicial.

UNA MAREA DE ASOMBROS

Si te sube por los pies
una marea de asombros
y estrena sobre tus hombros
algún Pegaso su arnés.
Si te persigue –otra vez–
un olor a peregrino;
si anoche a tu sangre vino
cierta lujuria de gatos;
si te bailan los zapatos…
es porque llama el camino.

Silba en la boca de un cuerno,
donde el polvo es vieja arcilla
agrietada –campanilla
que alguien le raptó al invierno–.
(¿Hay en lo frágil un tierno
palpitar de adormidera?).
Decapita a la ceguera,
corta al muelle las amarras…
Está lloviendo guitarras,
porque el camino te espera.

Para comunicar con la autora vía email: ireliapm56@yahoo.com

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia