Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

viernes, marzo 14, 2008

Día de la Prensa Cubana

Jorge Luis
Canela,
un periodista
cincuentenario
y sus décimas
humorísticas

Hoy celebramos el Día de la Prensa Cubana, a propósito del aniversario de la fundación del periódico Patria, por José Martí, en 1892. Con ese motivo presentamos a Jorge Luis Canela, (Camagüey, 1939) que justamente en el pasado mes de febrero cumplió 50 años en el ejercicio de la profesión, pues se estrenó como periodista en Radio Cadena Agramonte, en su ciudad natal, allá por el segundo mes del año 1958. En esa trayectoria de cinco décadas tiene un peso considerable su labor de muchos años como director del periódico Trabajadores, responsabilidad que desempeña actualmente. Canela es de los directores que buscan siempre un tiempo para escribir, y lo hace no sólo para el órgano que dirige, con certeros análisis sobre temas de actualidad, sino además cultiva el humorismo escrito mediante colaboraciones con la publicación Palante. Y de tema humorístico también son las décimas que escribe, de las cuales ofrecemos una muestra, creadas por su autor como respuesta fraterna a la invitación que le hizo Cuba Ala Décima.


EL OMBLIGO DE LAMBERTO

De Péglez la petición
complazco con gran agrado.
No te sientas defraudado
por tanta exageración.

Esta décima, mi amigo,
que me pides de repente
la verá muy poca gente
que simpatice conmigo.
Si se me bota el ombligo,
de tanto comido haber,
mucha gente querrá ver
esa gran protuberancia
que tanto gustó a Constancia,
la hermana de tu mujer.

No te me aflijas, hermano,
que ella no ha de padecer,
solo sentirá el placer
de tocarla con la mano;

y yo, contento y ufano,
solo haré una reverencia

para que también Clemencia,
aquella que está celosa,
exclame: “¡Ay, cómo goza
resolviendo su emergencia!

De urgencia en urgencia vivo
y se me pasan las horas
atendiendo a las señoras.
En cada cita revivo
algún encuentro furtivo
que viví en otro momento
y avive mi sentimiento,

pues mientras ella reposa,
suspirando muy gozosa,
mi fama sigue en aumento.

Y cuando mi ombligo crece
azuzado por la dama,
no me alcanza ni mi cama
de cuatro metros por trece.
No sé si a ti te parece
que estoy jugando contigo,
pero te cuento, mi amigo,
que todas se desvanecen

cuando ven cómo me crecen
otras cosas y el ombligo.

Me acusan de exagerado,
pero juro por mi honor,
mi prestigio y pundonor,
que no es nada cacareado
Todo está bien confirmado,

te relato lo que es cierto:
¡A mi edad yo no estoy muerto,
sino muy fuerte y dotado!
Te saluda con agrado,

tu fiel amigo Lamberto.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia