Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

miércoles, agosto 15, 2007



Del libro
Synergos,
de Roberto
Manzano

Roberto Manzano Díaz, poeta esencial, ya muchas veces laureado (especialmente, con el Premio Nicolás Guillén, por su excelente libro Synergos, 2005). Hombre lleno de sencillez humana y de profundo saber, Manzano es autor del Canto a la sabana y del libro Poesía de la tierra (2005). Él supo perseverar en el cultivo de una línea poética poco atendida y hasta subestimada durante muchos años, pero que al cabo del tiempo se ha visto cuánto de valor ha añadido entre creadores tan diferentes como Dulcila Cañizares, Waldo Leyva, Renael González, Waldo González, Ibrahim Doblado, Esbértido Rosendi, Marino Wilson Jay, Carlos Crespo, Efraín Morciego, Alex Pausides, Jesús David Curbelo, Edel Morales, Alexis Díaz Pimienta, Alberto Sicilia, Ronel González, José Manuel Espino, entre muchos otros, sumando también a los más notables decimistas populares del país (…) (Texto completo de este comentario del Doctor en Ciencias Filológicas Virgilio López Lemus en Granma digital).

De su libro Synergos, este poema en décimas heterodoxas, facturadas con empleo de metros diferentes.


ENTRO, POR LO COMPACTO, RUMBO AL FONDO…

Entro, por lo compacto, rumbo al fondo
y escarbo las raíces;

levanto las matrices
del silencio a la luz de lo redondo;

yo mismo me respondo
desde la gravedad tremenda;

en medio del descenso, y a través de la venda
de lo nocturno veo lo que esconde la lumbre;

miro la reciedumbre
azul de la medalla, el anillo total de la leyenda;

veo venir los muertos
a la reunión inquieta de los vivos;

sus huesos sensitivos
se juntan en anillos ciertos;

en sus ojos abiertos
el sol titila;

algo se hila
en el hondón;

algo que viene desde el corazón
y en la punta del ojo interpela y vigila;

sí, venid, aquí estamos,
aquí estamos, ved nuestros dedos;

mirad nuestras coronas, nuestros miedos,
nuestros orgullos, nuestras espigas, nuestros ramos;

mirad por dónde vamos
para que el porvenir, ay, se nos abra;

mirad cómo el vapor nuestro se labra
de los impulsos encontrados en que nos detenemos;

en una sola mano van los ágiles remos
y en un único labio la nítida palabra;

los muertos se deslizan
tremolando las íntimas banderas;

dentro de sus escuálidas fronteras
sus torres movilizan;

desde allí avisan
con bocinas profundas;

corren, trepidan, suben por las gradas rotundas
llenas de lámparas las finas manos;

los muertos son livianos
y de voces fecundas;

pero los vivos van de dos en dos
marchando en dividida tropa;

entre los vivos arde la lidia como estopa,
cautivos de la espina o heridos de la coz;

los vivos padecemos una escisión atroz
que todo lo fragmenta;

el dolor nos avienta
y la esperanza;

entramos, como lanza,
en la tormenta;

y los muertos son como un peso puro
o una losa que dice su recado;

parecen una espalda que ha llegado,
ya obnubilada, del futuro;

desde su pecho oscuro
mana un perfume neto;

en lo secreto
se les oye la plática encendida;

allí dicen, y ofrecen a la vida
un litoral movido, una sortija de fulgor completo;

los vivos oyen, con oído fino,
el silencio insepulto;

la palabra aparece como un bulto
en el camino;

como un roce divino
se oye la brisa;

es un frío que avisa
con la sintaxis de lo ignoto;

como el sonar de un fuelle roto
que apenas escuchado se organiza;

venid, venid, por finas coincidencias
y por azares largos;

quebrantad los letargos
y las interferencias;

coliguemos los himnos y las ciencias,
los hierros y el pistilo, la espuma y el cristal;

los vivos y los muertos, en la unidad total
de la semilla;

para que brote de la arcilla
el ala de la patria germinal!


Vea en nuestra sección DECIMACONTEXTO los siguientes comentarios sobre libros de Roberto Manzano:

- LA ANUNCIADORA HILACHA DE MANZANO

- MANZANO Y LA TIERRA DE LA POESÍA

1 Comentarios:

  • A la/s 4:50 a.m., Anonymous odalys interian dijo...

    hola poeta te saludo desde aquí, desde tan cerca, un abraso a los amigos que extraño y necesito, a la poesía que compartimos y los buenos momentos, desde aquí los sigo poetas. odalys interian

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia