Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

sábado, marzo 17, 2007

Mileyda y su
Soliloquio interior

Acabamos de celebrar el Día de la Prensa Cubana, en ocasión del aniversario 115 de la creación del periódico Patria por José Martí. Él, precisamente, dijo que las campañas de los pueblos sólo son débiles si en ellas no se alista el corazón de la mujer. Traemos todo esto a cuento para invitar a nuestra página a Mileyda Menéndez Dávila (Ciudad de La Habana, 1968), del colectivo periodístico del periódico Juventud Rebelde, donde atiende con acierto el espacio dedicado a la sexualidad.

Ingeniera, maestra de primaria, periodista… y en todos estos desempeños, siempre poetisa. Poetisa y colaboradora del Grupo Ala Décima. Una poetisa, por cierto, un poco escurridiza cuando de sus versos se trata, porque bastante trabajo le ha costado a Cuba Ala Décima conseguir “armar” esta reseña, cosa que, desde luego, no tiene nada que ver con la calidad de su poesía, sino más bien con una modestia que ya quisieran las violetas.

Aquí va un fragmento de su largo poema —un diálogo en décimas endecasilábicas— titulado Soliloquio interior contra la sed, que mereciera premio en el 2006 en el concurso Luisa Pérez de Zambrana, que convoca la Biblioteca Municipal de Regla, donde reside.


Es tan vago el amor… no le merece
a mi fe más capricho que esta audacia
de vivir de tirones y falacia,
apartada del caldo en que se cuece.

Tanto cínico arrojo me entristece
cuando te siento trunca madreselva.
¿no habrá un muro que aliente, que te envuelva
y alivie tu garganta de escozuras?


¿Puede soñar el mar sin las ternuras
del fondo protector…?

No te resuelvas
sin más remedio ahora, no te rindas.
No te inmoles de azul frente al común
del existir mediocre cuando aún
queda la fe despierta… ¡no des guindas
al pavo del vencido!


¿Qué me brindas
a cambio de este andar sin la constancia?
Cuando marchite el tiempo mi fragancia
ya nadie habrá que aspire a mi cabello,
ni empeñe en mis laderas un destello
del vino pasional que ahora escancia
en mi fértil capullo un ser viril…


Usted puede comunicarse con la autora mediante la dirección email mileyda@jrebelde.cip.cu

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia