Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

viernes, diciembre 08, 2006


Décimas de Oneida
en sus Marcas de agua


El libro se presentará el próximo sábado, día 9, en la tertulia Lira y Verso


Por Pedro Péglez González


Hace años un amigo, especialista en Literatura de los buenos, me habló de ciertos poemarios que, aunque no alcanzan un premio por esos azares que acompañan siempre a los certámenes, qu
edan de finalistas, discutiendo el máximo galardón, en varias competencias literarias con jurados diferentes. Con su proverbial gracejo, el amigo me decía que esos libros “traen ruido” y hay que buscar el modo de acabar de publicarlos.

Eso justamente es lo que ha pasado con el libro Marcas de agua, de Luisa Oneida Landín, que en el 2005 anduvo por aquí y por allá probando suerte, para quedar a la larga de mención en el concurso Benito Pérez Galdós de la Asociación Canaria de Cuba, de finalista en el riguroso Pinos Nuevos, y alcanzar mención especial en el no menos exigente Regino Eladio Boti, para el cual Guantánamo convida cada año a todos los escritores del país.

Poemario de hondas resonancias dulcemarianas, tamizadas por una voz muy personal que no rinde fácil culto a la autora de Jardín, sino que la reinterpreta, luego de una asimilación muy intensa, desde su propio recinto -pleno de angustias vivenciales y delicado a un tiempo-, para alzar sin ambages las cicatrices, todavía dolientes, como trofeo de su altivo decurso por la existencia. Eso es Marcas de agua, que no de balde ni por azar llamó la atención de especialistas evaluadores en certámenes tan diversos.

Por ventura, el “vía crucis” de esta obra en su tránsito hacia la permanencia -o al menos hacia todo lo permanente que puede resultar un poemario gracias a su aparición en letra impresa con tirada de 500 ejemplares- ha concluido con su reciente y feliz puesta en papel por la guantanamera Editorial El Mar y la Montaña. Con esta edición, sobria y eficaz en su vestidura para salir por fin a los salones de las librerías, tienen los lectores amantes de la poesía la posibilidad de entrar en contacto con un discurso aparentemente remansado y ecuánime, que no impide divisar -tampoco se lo propone- las marcas que la vida ha dejado en sus transparencias.

Aunque predomina en el volumen la poesía en versos libres, su autora incluyó décimas octosilábicas como las que al final ofrecemos, con la curiosa disposición ya empleada por ella en otras ocasiones. Con ese poema mereció Luisa Oneida Landín Ramos (Jibacoa, La Habana, 1951) una primera mención en el III concurso nacional Ala Décima (2003), para iniciar así una sostenida cadena de participaciones y resultados en nuestra liza literaria: en sus siguientes ediciones (2004, 2005 y 2006) otros cuadernos suyos alcanzaron, respectivamente, el premio especial de tema comunitario, el premio especial Décimas para el amor, y el segundo premio del certamen.

Oneida es miembro del Grupo de creación poética de la Fundación Nicolás Guillén y colaboradora destacada del Grupo Ala Décima. Comparte sus responsabilidades como especialista en el Ministerio del Azúcar con su quehacer como infatigable promotora cultural. En la tertulia Lira y Verso, que conduce junto al poeta y trovador Julio Alberto Cumberbatch, con el coauspicio de Ala Décima, se presentará Marcas de agua el próximo sábado 9, a las 2:30 pm, en la librería Ateneo Cervantes, Obispo y Bernaza, Habana Vieja, con entrada libre.



MARCAS SOBRE EL CALENDARIO


(Fragmento)


es laberinto o lo mismo por donde el sol se me escapa
es cierta idea que atrapa la razón de este lirismo.
vago clamor eufemismo del bien o del mal que asombre
el derrotero del hombre en su atracción por huir.
mas no sé dónde morir dónde guardaré mi nombre.

oh gélida pared pluma donde se fragua mi suerte
puede que absuelva la muerte esta causa de ser suma.
noche que al reo consuma su inocencia de ser llanto.
lastra su verdad su manto por los caminos del perro
el hombre también es hierro cuando se obliga de tanto.

cuatro sueños. un rincón cama y todo -desde luego-.
el insomnio en su trasiego tiene en la brisa un bufón.
cuatro sueños. no hay perdón para esta noche tan parca
sin letra sin Dios sin arca. mañana no sé quien soy.
por el camino que voy zozobro en la mar sin barca.

zozobro en la mar sin barca por el camino del ido
tengo un viaje prometido a Don Francesco Petrarca.
en calendario sin marca me place volver de donde
la voluntad se me esconde más que un invento nocturno.
ah ya regreso Saturno ¿o soy tu polvo? responde.

2 Comentarios:

  • A la/s 6:03 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

    Para L. Oneida L.

    Hola poetisa, Felicidades.
    Siempre supe que tu talento, inspiracion y sentimientos llegarian a generar cosas bella. Que mejor forma de sentir y expresar bellesa que la poesia!
    Te desea muchos exitos
    Tu siempre amigo
    Leonardo

     
  • A la/s 6:31 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

    Hola y DISCULPA,

    Un salto del teclado de la "Z" hacia la "S" (justo encima) hace que en el blog anterior "belleSa" no sea presisamente una BELLEZA.
    Gracias

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia