Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

sábado, noviembre 18, 2006


Décimas de Éxodo,
de Jesús David Curbelo


Poeta, narrador, crítico, traductor literario, profesor del diplomado Historia y práctica de la creación poética, que se imparte en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, Jesús David Curbelo (Camagüey, 1965) es uno de los escritores más integrales y una de las voces más significativas en el panorama literario nacional.

En su obra, merecedora de importantes premios y con numerosos títulos publicados, la poesía escrita en estrofas de diez versos ha ocupado un lugar de consideración. Su Libro de cruel fervor, premio de décima en el concurso nacional Fundación de la Ciudad de Santa Clara en 1996 y aparecido al año siguiente por la Editorial Capiro, es uno de los volúmenes imprescindibles en el análisis de la ruta crítica seguida por esta especialidad poética en su revitalización de los 90.

Uno de sus libros más recientes, Éxodo (Letras Cubanas, 2004), nos ofrece tres secciones, la primera de las cuales, titulada Lamentaciones, está constituida por un intenso poema en 50 décimas. De ellas, presentamos la brevísima muestra de sus estrofas iniciales y finales. (Foto: Isbel Díaz Torres)


Un análisis en profundidad sobre este libro de Curbelo, bajo la firma del notable investigador literario Enrique Saínz, puede encontrarlo el lector en Cubaliteraria. Para facilitarle la búsqueda, le brindamos este vínculo:

http://www.cubaliteraria.com/delacuba/ficha.php?sub=2&Id=3257


1

Treintitrés. La edad de Cristo
tengo. Y pena. Una alegría
escasa. La angustia mía
radica en saber que existo.
Aunque roto, no desisto
de un viaje libertador
que limpie tanto esplendor
en busca de una salida:
de la palabra a la vida,
del egoísmo al amor.


2

Salir. Salir. Siempre salgo
de mí para hundirme en otros
y dañar ese nosotros
que finjo cuando no valgo.
Si valgo soy ese algo
soberbio que da el placer:
un cuerpo, un goce, un querer
redimirme a toda prisa
huyendo de la precisa
disciplina del crecer.


49

Nosotros ya no es la treta
de ese Ellos que eran los Otros.
Cuando hoy pronuncio nosotros
estoy pensando en la meta
adonde va la saeta
que anula todo egoísmo:
ese Dios que soy yo mismo,
pues formo parte de un Él
que me invita a serle fiel
dándome Amor por abismo.


50

Salir. Salir. Salgo ahora
al crisol del universo
con el gozo del converso
a una fe que no demora
en obrar. Si dije otrora:
”Me angustio, por tanto, existo”,
hoy digo: “Señor, insisto
en cumplir tu voluntad.
Premia con ello a mi edad:
treintitrés: la edad de Cristo”.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia