Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

martes, octubre 31, 2006

En formato de verso libre

Para los que nos han pedido hablar de los procederes que vienen empleando actualmente los cultivadores de la décima escrita cubana, aquí va un ejemplo: la décima diseñada en formato de verso libre. La estructura se conserva rigurosamente, pero se la plasma en el papel no siguiendo las particiones correspondientes a los versos medidos, sino atendiendo más bien a las ideas expuestas. Como resultado de los encabalgamientos sucesivos (otro de los frecuentes procedimientos actuales), las ideas por lo general no se corresponden con el metro elegido para el poema, y el saldo es en primer lugar esta apariencia del texto, que lo hace semejante visualmente a los poemas en versos libres, y en segundo lugar su sonoridad, pues la lectura de los versos así expuestos casi siempre alejan al poema de la cadencia habitual de las estructuras cerradas.

Muchos poetas de la décima escrita de hoy día emplean tal recurso. Los ejemplos que siguen son del decimario Paflagonia de noche según el condenado, de Pedro Péglez González, premio del concurso nacional de poesía Regino Boti en el 2002 y publicado en el 2003 por la editorial El Mar y la Montaña, de Guantánamo. El lector podrá comprobar que se trata, en el primer caso, de décimas en el tradicional metro octosilábico, y en el segundo, de décimas endecasilábicas.


PAFLAGONIA DE NOCHE SEGÚN EL CONDENADO


La luna llena está aullando a los lobos
Gira un perro muerde su índice
El cencerro desobedece soñando
la tiranía del cuándo matinal
La amada hormiga se deslíe
ante su miga de luz
Quizá redibuja
las pieles en la cartuja de esta ciudad
Otra irriga de pasos vueltos
la hiedra gastada
Breve tatuaje
(¿Y las náyades?
¿Y el traje de los guerreros?)
La piedra de Padre Zeus
ya no medra mi clámide
Soy el rey que atestiguaba
a esta grey con el címbalo
(Ah el clangor de mi androceo
en la flor de Paflagonia)
Yo el rey lapidado en una fragua líquida
¿Por qué el castigo
si sólo probar un higo me fue dado?
Viene el agua para la sed
Viene el agua
se baña con el linaje de las náyades
(¿Y el traje de guerrero?)
En la ventana
yo Tántalo
en la persiana del lago purgo mi viaje


PAISAJE DEL CONDENADO


La noche hinca su asombro
en el espejo de Paflagonia
Es terca la laguna a estas horas de siempre
No hay alguna pista para ser
girasol o viejo devoto de hambre y sal
Pero el bosquejo de quién sabe qué dios
es la chinampa sembrada de espejismo
Llueve
Escampa tres veces
Llueve sobre mi ceniza de Tántalo
sin labio y sin cornisa
(La lluvia no pregunta)
¿Es otra trampa el rótulo del agua?
No se sabe
No se sabe quién puso
a este banquete mi carne
No se sabe si al garete me dormiré
si alguien tendrá la llave de la esclusa feliz
Sólo se sabe que no hay dios sin tu azul
Sólo consigo divisar
que no tengo más abrigo que tu febrero
Ahuyenta a esta Gorgona de agua y sed
mi Euterpe
Sólo perdona que ya no sienta a Zeus
si no es contigo

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia