Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

viernes, agosto 07, 2009

Desde La Habana


Raúl Hernández
Ortega y su poesía
para niños

Uno de los destacados escritores con que cuenta la provincia de La Habana es Raúl Hernández Ortega, quien además de su quehacer creativo se desempeña como director del Centro de Promoción Félix Pita Rodríguez, radicado en el municipio de San Antonio de los Baños. Raúl es un autor con amplia obra en campos diversos, incluido el difícil territorio de la literatura para niños. Acerca de sus alcances en esta última, comenta otra notable escritora de esa provincia, Andrea García Molina:

Un nido en el sombrero, Aliblanco y La trampa del tomeguín, son tres de los libros que, para bien de los que amamos la literatura, ha publicado el autor ariguanabense. Como una constante en su obra está el refinamiento, de una factura en total reconcilio con el lirismo. (…) En Aliblanco encontramos las vivencias de un niño, que no se nos presentan en blanco y negro, sino con todos los matices de la vida, motivaciones, insatisfacciones, alegrías; y sobre todo, crecimiento humano.

En La trampa del tomeguín, las asociaciones de arribo y las terminaciones cronológicas se entremezclan con la picaresca, mientras que Un nido en el sombrero, regodea la magia de los pueblos, la campiña cubana, la transición de los adolescentes que descubren sentimientos nuevos y toda la plenitud de la poética eslabonada en el texto.

Por todos estos atributos, Raúl Hernández Ortega se ha convertido en una de las figuras más representativas del género en La Habana, alguien que tiene mucho para decir a los niños cubanos.

Decía Eliseo Diego "que nadie nace en un sitio determinado por azar, sino para dejar testimonio de ello". Debe ser por eso que Raulito nació allí, donde hay un río.

De imágenes revestido
En la pureza de un niño
Todo de blanco en el guiño
De la mañana y el nido.
Casi breve, consentido
Con patinetas y nabos,
Todo de luz, isla, cabo
Heraldo de los empeños
Para custodiar los sueños
Junto al río Ariguanabo.


Vea íntegramente el comentario de Andrea García Molina, mediante este enlace con nuestra sección DECIMACONTEXTO.

Etiquetas: , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

 
Blogalaxia Blogalaxia