Cuba Ala Décima

Sitio del Grupo Ala Décima para los amigos del mundo interesados por la poesía escrita en estrofas de diez versos en español. Director: Pedro Péglez González. Subdirectores: Modesto Caballero Ramos y Karel Leyva Ferrer. Corresponsales: Miembros y colaboradores del Grupo Ala Décima. Asistencia técnica: Belkis Amión. (Visualización más aceptable por el navegador Mozilla Firefox)

martes, octubre 31, 2006

En formato de verso libre

Para los que nos han pedido hablar de los procederes que vienen empleando actualmente los cultivadores de la décima escrita cubana, aquí va un ejemplo: la décima diseñada en formato de verso libre. La estructura se conserva rigurosamente, pero se la plasma en el papel no siguiendo las particiones correspondientes a los versos medidos, sino atendiendo más bien a las ideas expuestas. Como resultado de los encabalgamientos sucesivos (otro de los frecuentes procedimientos actuales), las ideas por lo general no se corresponden con el metro elegido para el poema, y el saldo es en primer lugar esta apariencia del texto, que lo hace semejante visualmente a los poemas en versos libres, y en segundo lugar su sonoridad, pues la lectura de los versos así expuestos casi siempre alejan al poema de la cadencia habitual de las estructuras cerradas.

Muchos poetas de la décima escrita de hoy día emplean tal recurso. Los ejemplos que siguen son del decimario Paflagonia de noche según el condenado, de Pedro Péglez González, premio del concurso nacional de poesía Regino Boti en el 2002 y publicado en el 2003 por la editorial El Mar y la Montaña, de Guantánamo. El lector podrá comprobar que se trata, en el primer caso, de décimas en el tradicional metro octosilábico, y en el segundo, de décimas endecasilábicas.


PAFLAGONIA DE NOCHE SEGÚN EL CONDENADO


La luna llena está aullando a los lobos
Gira un perro muerde su índice
El cencerro desobedece soñando
la tiranía del cuándo matinal
La amada hormiga se deslíe
ante su miga de luz
Quizá redibuja
las pieles en la cartuja de esta ciudad
Otra irriga de pasos vueltos
la hiedra gastada
Breve tatuaje
(¿Y las náyades?
¿Y el traje de los guerreros?)
La piedra de Padre Zeus
ya no medra mi clámide
Soy el rey que atestiguaba
a esta grey con el címbalo
(Ah el clangor de mi androceo
en la flor de Paflagonia)
Yo el rey lapidado en una fragua líquida
¿Por qué el castigo
si sólo probar un higo me fue dado?
Viene el agua para la sed
Viene el agua
se baña con el linaje de las náyades
(¿Y el traje de guerrero?)
En la ventana
yo Tántalo
en la persiana del lago purgo mi viaje


PAISAJE DEL CONDENADO


La noche hinca su asombro
en el espejo de Paflagonia
Es terca la laguna a estas horas de siempre
No hay alguna pista para ser
girasol o viejo devoto de hambre y sal
Pero el bosquejo de quién sabe qué dios
es la chinampa sembrada de espejismo
Llueve
Escampa tres veces
Llueve sobre mi ceniza de Tántalo
sin labio y sin cornisa
(La lluvia no pregunta)
¿Es otra trampa el rótulo del agua?
No se sabe
No se sabe quién puso
a este banquete mi carne
No se sabe si al garete me dormiré
si alguien tendrá la llave de la esclusa feliz
Sólo se sabe que no hay dios sin tu azul
Sólo consigo divisar
que no tengo más abrigo que tu febrero
Ahuyenta a esta Gorgona de agua y sed
mi Euterpe
Sólo perdona que ya no sienta a Zeus
si no es contigo

lunes, octubre 30, 2006


Odalys y sus
Césares perdidos

En julio pasado, el jurado del concurso iberoamericano Cucalambé confirió el segundo premio de ese certamen al libro inédito Los Césares perdidos, de Odalys Leyva Rosabal, del cual ofrecemos ahora uno de sus poemas.

Nacida en 1969 en Jobabo, Las Tunas, desde niña Odalys fue a residir con su familia a Guáimaro, Camagüey, hasta que recientemente se trasladó a la ciudad capital de la provincia tunera. Es una de las voces destacadas de la poesía cubana actual, en especial la escrita en estrofas de diez versos. Cultiva también la literatura para niños. Ha publicado poemarios en Cuba y México y obras suyas han aparecido en revistas y plaquettes. Ha recibido numerosos galardones por su obra en versos, entre ellos el Ala Décima 2004. Preside el Grupo de poetisas “Decima al Filo”, el cual fundó en el 2002, agrupación con la cual el Grupo Ala Décima mantiene relaciones de estrecha colaboración.



SÚPLICA DE ARSINOE AL EUNUCO


–Ven mi dulce Arsinoe en la redada
la sangre se me ha vuelto una tormenta

–Ganímedes si dura fue la afrenta
no permitas que llore tu escapada
He de morir sin ruidos por la espada
del odio que provoca un maleficio
en el ardid fatal de mi suplicio
No siempre fue mi ejemplo la obediencia
Pero no me abandones La violencia
es hija de la senectud del juicio


II
Mis ojos son el trono y como diosa
por mi sangre va el Arca sin Noé
huyendo de mi estirpe Pronto he
de saltar la codicia que me acosa
(A los pies del eunuco no reposa
el porvenir no obstante los tropeles
claman por mi ventura pero infieles
adoran a mi espalda al adversario)
Si la cruz no me busca ¿qué santuario
habrá de desterrarme a los burdeles?


III
Contra el César me erijo contra Roma
contra el yugo que muerde a Tolomeo
y es mi sangre bañada por el reo
que mezcla su dolor con el aroma
de mi aliento prohibido
El odio asoma
su temor sobre el odio más profuso
La traición es la paz mas no rehuso
al trono que mi padre me arrebata
Y no voy a morir no si me mata
el amor que imposible se me opuso.

sábado, octubre 28, 2006


ADA ELBA Y SUS DÉCIMAS

Ada Elba Pérez (Jarahueca, Sancti Spíritus, 1961) hubiera cumplido 45 años el pasado 20 de septiembre si un aletazo brutal del destino, para decirlo con palabras de Teresita Fernández, no nos hubiera arrebatado su presencia física en 1992, cuando sólo contaba 31 años. Tiempo que le bastó, sin embargo, para dejarnos una sorprendente obra como poetisa, artista plástica, compositora musical, periodista y promotora cultural.

Con el fin de intercambiar sobre su quehacer y sobre las disciplinas a que dedicó sus desvelos, desde 1997 se realiza la Bienal Identidad en su natal Jarahueca y en Ciudad de La Habana, donde estudió y realizó la mayor parte de su obra. El encuentro es organizado cada dos años por la localidad espirituana y por varias instituciones, entre ellas el Consejo Nacional de Casas de Cultura, en cuyo sistema se desempeñó Ada como especialista de literatura y artes plásticas. A estas instituciones que conforman el Comité Organizador de la cita, se sumó en el 2001 el Grupo Ala Décima.

En homenaje a Ada Elba, traemos dos poemas de su autoría, escritos en la estrofa de diez versos, la cual cultivó con cariño que le venía del terruño que la vio nacer.



JIRONES


I

Su gran aletazo puso

a ser extraño otro enero,

dejó un frío carcelero

ahogándose en el desuso

de ese desamor intruso

que vaga por los rincones

torvos, de otros corazones

que acuñan sus muertes viejas

dándole brillo a las rejas

de sus íntimas prisiones.


II

Hay un pájaro extraviado

en la prisa universal.

Toda su marcha animal

se hunde en el párpado helado.

Su riesgo cantó en el lado

de un firmamento fecundo.

Habrá que ahondar el profundo

adverbio del alabur

porque en cada nota, al mundo

le muere un pájaro sur.



RITUALMENTE HUMANO


I

Cauce que ciñes la abierta

libertad de la corriente;

ola que finges tu ausente

voz, contra la roca yerta;

espiral ciega que incierta

chocas contigo otra vez:

sálvate de la aridez

con que abrigas la semilla,

porque mañana a tu orilla

se le irá el mar pez a pez.


II

Aquí hay azul de camino

para subir adelante,

y cada paso sin antes

tiene un después, un destino

que va donde va el camino

de la pisada presente:

el horizonte es la urgente

huella por dar, caminante,

y es esa locura errante

con que tropieza la muerte.






DÉCIMAS PARA ADA ELBA



Del poemario en décimas La noche es ella, de Pedro Péglez González, publicado por Ediciones Como un ave libre y presentado en septiembre del 2001 en la Bienal Identidad, en Jarahueca, Sancti Spíritus, como tributo a Ada Elba Pérez en el aniversario 40 de su nacimiento. De ella son los versos en cursiva que aparecen al final del poema.



RETRATO (IN)CONCLUSO PARA URGENCIA


Hay un pájaro extraviado

en la prisa universal.

Ada Elba Pérez


En esta foto sostienes

un pájaro de voz seca

con los ojos

Jarahueca

es un grillo donde vienes

Al galope de las sienes

te sudan árboles puertos

por desmenuzar

Los muertos

padecen luz con pudor

—Ya no se mueren—

De amor

son los cansancios más ciertos

de tus cabellos (asertos

para libélulas)

Gritas

sin abrir la sed

Musitas

una guitarra de expertos

adoquines

Los desiertos

te arriendan la piel la marcha

Ya quiten pronto la escarcha

de las ventanas —convocas—


(Pasa el sol pidiendo bocas)


Ya quiten toda la escarcha





CAMILO CIENFUEGOS:
LA PRIMAVERA EN EL MAR

Pedro Péglez González
(Publicado en la edición digital
del periódico Trabajadores)


Desde que el hombre halló la expresión poética, la poesía canta a los héroes porque los héroes son poesía. Ambos son síntesis. Ellos lo son de su momento histórico, y en ese resumir de sentimientos, devienen ascenso de esencias en los versos que emergen de una época.

El Comandante Camilo Cienfuegos es de esos hombres sintetizadores de una época, y en el largo poema épico que es la Revolución Cubana le corresponden páginas de una hermosura extraordinaria. Desde la evocación casual que brota de su propio apellido, pasando por su temprana entrega a la lucha por la justicia social, su incorporación como simple combatiente a la última etapa de la guerra por la liberación definitiva de nuestro pueblo, la dimensión que en esa contienda alcanzó como excepcional jefe guerrillero, su sentido de la lealtad inclaudicable a la Patria y al indiscutible líder revolucionario, el Comandante en Jefe Fidel Castro, que lo calificó como la imagen del pueblo, y su pérdida física en accidente aéreo, el 28 de octubre de 1959, mientras cumplía una decisiva misión en defensa de la Revolución, son hitos de esa saga inmarcesible de su vida y obra, que el pueblo corona de flores cada año por estos días, en las aguas del mar que lo acogió como morada última.

La convocatoria que emerge de su figura fue recogida por el Poeta Nacional, Nicolás Guillén, en los versos finales de su poema Camilo: Duerme, descansa en paz -dice la mansa/ costumbre de las flores, la que olvida/ que un muerto nunca descansa/ cuando es un muerto lleno de vida.// Ahí viene, avanza el río/ de su barba serena./ Suena su voz, su permanente voz resuena,/ arde en la patria pura un gran fulgor de estío./ Se oye ¡Partir!, que ordena/ y partimos. ¡Avanzar!, y avanzamos./ Todos lo mientan, dicen:/ -Puño de piedra, resplandor de paloma,/ el aletear del corazón te damos;/ oh joven padre, toma/ nuestra violenta sangre en peso: vamos.

Otro grande de las letras cubanas, la figura cimera de la décima en el siglo XX, Jesús Orta Ruiz, El Indio Naborí (foto derecha), retrató en esta estrofa su imagen legendaria: Espesas barbas, sombrero/ de estilo camagüeyano./ Al verlo, el pueblo cubano/ soñó un profeta montero:/ un Cristo, pero guerrero/ que con la Patria cargara,/ cuando una sonrisa clara/ como azucena fulgente/ alumbró gloriosamente/ la manigua de su cara.

Entre tantos bardos que han dejado en versos la imagen del héroe, muchos jóvenes lo han hecho con novedosos enfoques. Tal es el caso de Juan Carlos García Guridi (foto izquierda; nacido en Batabanó, La Habana, 1968; miembro del Grupo Ala Décima) con esta estrofa, cuyo revelador verso final empleamos para titular este comentario: Camilo Cienfuegos. Cien/ veces Camilo Cienfuegos./ Porque no valían ruegos/ se armó hasta los dientes. ¿Quién/ que supo de amor y bien/ no fue tras él en su andar:/ plomo y sonrisa? Pensar/ que desde el minuto triste/ de su perdición existe/ la primavera en el mar.

viernes, octubre 27, 2006

¿Le interesa la convocatoria del
VII concurso nacional Ala Décima?

Su texto íntegro puede buscarlo en nuestros archivos, en el panel derecho de esta página, pero también puede encontrarlo en Cubaliteraria, sitio de la literatura cubana, haciendo click aquí: http://www.cubaliteraria.com/evento/ficha.php?Id=23

Gracias por visitar CUBA ALA DÉCIMA. Esperamos sus opiniones. Muchas gracias

jueves, octubre 26, 2006

DÉCIMAS
DE SOLEDAD

(Del libro Cántaro inverso, de Pedro Péglez González, premio iberoamericano Cucalambé 2004; Editorial Sanlope, Las Tunas, 2005)



Martí afirmó, en uno de sus más estremecedores versos, que todo el que lleva luz se queda solo. Por su parte, Balzac, según Ada Elba Pérez, decía que la soledad es una buena cosa, pero que era absolutamente indispensable tener a alguien a quien decirle que la soledad es una buena cosa. De un modo u otro, los poetas han vuelto una y otra vez sobre el asunto, urgidos acaso por una propia e imperiosa necesidad existencial. Aquí, un poema que refleja el tema, apuntando al final la triste posible mutación que sobreviene tras el aislamiento. Aparece en la sección Silencio de la abadía, del referido poemario premiado.


ESTÁ OFICIANDO UNA MISA

DE PECADOS


No lo sabe

La sacristía es un ave

con ala azul de ceniza

Se está rompiendo en la risa

del reloj su blanca luz

Pero no lo sabe

Sus

pájaros siembran el claustro

de renuncias

Algún astro

le va tejiendo una cruz


Está oficiando una misa

de pecados

Colegiata

es su antro de paz

La beata

concurrencia sólo avisa

que no hay nadie en la plomiza

mansión de su transparencia

Sus pupilos (penitencia

por ser el agua) son los

secuaces rotos de Dios

que lo desangran de ausencia


Está oficiando una misa

de pecados

Ese huerto

de azules ya no es tan cierto

(La semilla se ha hecho prisa

violenta y escurridiza)

El ave de su heredad

vaga enferma de impiedad

Silencio

Ya no es el ave

Pero el abad no lo sabe

Está perdido el abad


Para cualquier información sobre este poemario o cualquier otro título de la tunera Editorial Sanlope, puede dirigirse por email a la siguiente dirección:
librolt@tunet.cult.cu

miércoles, octubre 25, 2006

Tercer encuentro provincial
de talleres de repentismo infantil

Nos reportan desde Las Tunas


La Casa Iberoamericana de la Décima ¨El Cucalambé¨, en Las Tunas, realizará del 27 al 29 de octubre del presente año el tercer encuentro provincial de talleres especilizados en repentismo infantil, en la base de campismo Río Jobabo, precisamente en el municipio Jobabo, de esta provincia. En él se reunirán alumnos seleccionados pertenecientes a estos talleres en unión a sus profesores, colaboradores de esta institución. A continuación el programa del encuentro.

1er día, Viernes 27 de octubre:

Sesión mañana: Llegada de los participantes.

Sesión tarde: 2.00 pm Recreación. Sesión de juegos didácticos y baño en la piscina.

Sesión noche: 8.30 pm Encuentro de repentistas “Decimante”.

2do día, Sábado 28 de octubre:

Sesión mañana: 9.00 am: Taller de Música y Tonadas.

9.00 am: Taller de repentismo

Sesión tarde: Encuentro de tonadistas

Sesión noche: Muestra de videos

3er día, Domingo 29 de octubre:

Sesión mañana: Peña Infantil.


Reportó: Lic. Neyxi Sobrado Vieites, Relaciones Públicas


TRES NUEVOS
MIEMBROS DE
ALA DÉCIMA

El Grupo Ala Décima creció con tres nuevos miembros el pasado sábado 14 de octubre. El ingreso se efectuó en la tertulia Lira y verso (segundos sábados de cada mes, 2:30 pm, librería Ateneo Cervantes, Obispo y Bernaza, Habana Vieja), conducida por los poetas Luisa Oneida Landín y Julio Alberto Cumberbatch, del Grupo de creación poética de la Fundación Nicolás Guillén, con el coauspicio de Ala Décima.

El encuentro fue dedicado a la Jornada por la Cultura Cubana y en él se dio a conocer además la convocatoria del VII concurso nacional Ala Décima. A continuación presentamos a los tres nuevos miembros.


TAMARA GISPERT GALINDO (Ciudad de La Habana, 1968). Reside en Alamar, La Habana del Este. Fotógrafa de amplia trayectoria. Trabajó en el periódico Tribuna de La Habana y actualmente lo hace en el Centro Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos del Ministerio de Cultura. Escribe poesía, incluyendo décimas, y narrativa. Ha cubierto fotográficamente la mayoría de las actividades del Grupo, por lo cual fue recientemente considerada colaboradora destacada.


TOMASA GONZÁLEZ PÉREZ (Sancti Spíritus, 1962). Reside en Vedado, Plaza de la Revolución. Poetisa, investigadora y promotora cultural. Ha dirigido instituciones como la Casa de la Cultura de Sancti Spíritus. Actualmente trabaja en el Centro Provincial del Libro y la Literatura de Ciudad de La Habana, por el cual atiende, entre otras, la tertulia Lira y verso. Ha recibido varios reconocimientos, como el Premio de poesía ilustrada Fayad Jamís. Cultiva la décima. Ha colaborado activamente con el Grupo.


JULIO ALBERTO CUMBERBATCH PADRÓN (Ciudad de La Habana, 1951). Reside en Vedado, Plaza de la Revolución. Poeta, autor musical, trovador y promotor cultural. Miembro del Grupo de creación poética de la Fundación Nicolás Guillén. Conductor de Lira y verso. Por su obra en versos ha recibido reconocimientos, entre ellos el Premio de poesía del concurso nacional XXV aniversario del periódico Trabajadores, antecedente del Regino Pedroso. Ha musicalizado poemas en décimas. Recientemente fue considerado colaborador destacado de Ala Décima.

martes, octubre 24, 2006



ARGEL Y SU

DISCURSO DE LA ABEJA

Como informamos recientemente, el poeta puertopadrense Argel Fernández Granado mereció el primer lugar en el concurso de décima Villazul 2006, auspiciado por instituciones de Puerto Padre, entre ellas el Grupo Espinel-Cucalambé. Desde Las Tunas nos amplían ahora la información: el segundo puesto del certamen correspondió a la poetisa villaclareña Caridad González y el tercero a Javier Castro, de Puerto Padre, Las Tunas. Del cuaderno de Argel merecedor del máximo galardón, Discurso de la abeja, ofrecemos el poema que le da título.


DISCURSO DE LA ABEJA


Pero nada dirá mi ansia infinita:

si es inmenso el amor, la pompa es muda;

y el corazón, en la palabra escrita,

no sabe si se viste o se desnuda.


Agustín Acosta



A Puerto Padre, mi comarca azul



Para ti son sencillas mis palabras;

y me olvido de la grandilocuencia,

porque soy tan pequeño en tu presencia,

como el trillo escabroso de las cabras.

El misterio de asfalto donde labras

tu ocaso o tu esplendor, no necesita

mis flores de cemento, ni la cita

de sublimes poetas, ni sus nombres.

Sé que es grande el orgullo de los hombres.

Pero nada dirá mi ansia infinita.


Hablará con mis labios la madeja

de sueños que he tejido estando ausente,

hablará el corazón, mas, quedamente,

sin euforia, sin lágrimas ni queja.

Y será mi discurso el de la abeja

que luego de vencer distancia ruda

retorna a su colmena, testaruda,

pues yo, como una abeja, estoy cansado,

y esta máxima guardo en mi costado:

si es inmenso el amor, la pompa es muda.


No por mucho decir, una esperanza

se torna realidad. Los torbellinos

acaban por morir, y a tus molinos

no los mueven sus vientos de alabanza.

Yo sé que tú prefieres la bonanza,

y el mar tranquilo a aquel que se encabrita.

Tú sabes que no te ama más quien grita

su amor y te reclama por derecho,

amas la sencillez de quien da el pecho

y el corazón, en la palabra escrita.


Sencillamente haré mi testamento,

cuando me acerque al borde del olvido,

para dejarte todo lo vivido,

con letras invisibles, en el viento.

Mas, mi legado no será un lamento,

ni tendrá la apariencia amarga y cruda

de una cruz o una flor de espina aguda.

A ti no puedo darte las espinas,

porque mi alma cuando la iluminas

no sabe si se viste o se desnuda.

domingo, octubre 22, 2006


Karel Leyva, el más joven

miembro de Ala Décima


A propósito de las dos décadas de vida de la juvenil Asociación Hermanos Saíz, ofrecemos un poema en décimas eneasílabas de Karel Leyva, vicepresidente del Grupo Ala Décima y el más joven miembro de nuestra agrupación. Nació en 1975 en Santiago de Cuba y se trasladó con su familia desde pequeño a la Ciudad de La Habana, donde estudió y se formó como poeta y promotor cultural. Como tal, se desempeña en la Casa de la Poesía de la Oficina del Historiador, y conduce espacios literarios como el titulado Tropos. Por su obra en versos ha recibidos importantes reconocimientos, como uno de los premios en el concurso internacional Nosside Caribe 2006, con textos entre los cuales figura el poema que publicamos a continuación.



PIROMÁNTICA


La yesca o la izquierda del loto

dimensiones australes sobre

la ecuestre lámina y el cobre

de los otoños donde acoto

las premoniciones del roto

talismán, van cayendo, siento

el domeñar el esclarecimiento,

las níveas fauces al zafiro

desgranándose. Tras el giro

tiemblan, movidas por el viento

todas las criaturas y lejos

en un punto inasible queda

la laxitud cambiante, hieda

el verde hasta los entrecejos

de los dioses que en los manejos

de la luz se enervan. ¿ Si empiezas

a construir panteones fresas

podrás a ellos igualarte?

¿ Yesca o loto van a ubicarte

encima de nuestras cabezas?

Piromántica, demasiada

fue tu soberbia al erigirte

santa. ¿ Quién va ahora a seguirte

si quemaste la madrugada

en tu afán de adivinar cada

silueta? ¿Si envuelves en lino

blanco tus cenizas, qué aglutino

para alumbrar las sombras de

mis tigres? Otra vez harás que

tu bondad me torne el equino

impetuoso que se destroza

en las olas interminables

del reencuentro. Las incifrables

llamas que tu inocencia acosa

nada dirán, ni la filosa

hechura o la policromía.

No habrá otra piel para el día

un leño salvador que al ojo

calme su hélico cerrojo

sus fantasmas, la hiel, tu miopía.

 
Blogalaxia Blogalaxia